Cataluña
Quim Torra y Oriol Izquierdo. PD

¡Es de auténtica traca! Si en Cataluña uno pretende ser periodista, al menos tener la licenciatura, ya puede convertirse antes en un experto en las racistas y xenófobas reflexiones del presidente autonómico Quim Torra o, de lo contrario, tendrá que emigrar de allí porque, en los medios catalanes lo va a tener sumamente imposible para encontrar un hueco.

Tal y como publican este 17 de junio de 2018 los compañeros de Okdiario, un profesor de la Universidad Ramon Llull (URL) de Barcelona, Oriol Izquierdo Llopis, ha utilizado como examen de fin de curso de sus alumnos de Periodismo el artículo racista en el que el presidente Quim Torra califica de "bestias carroñeras con un estremecimiento en el ADN" a los catalanes castellanoparlantes.

El examen final de la asignatura Lengua III, celebrado el 31 de mayo de 2018 en el campus de Blanquerna, consiste en un análisis del artículo titulado La lengua y las bestias que el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, publicó en la prensa independentista en diciembre de 2012.

En su artículo, Torra afirma que los catalanes castellano parlantes son "bestias carroñeras, víboras, hienas. Bestias con forma humana, que destilan odio. Un odio perturbado, nauseabundo, como de dentadura postiza con verdín, contra todo lo que representa la lengua".

Más adelante, el presidente de la Generalitat continúa en similares términos y añade que se trata de "bestias con un pequeño estremecimiento en su cadena de ADN. ¡Pobres individuos! (...) Se pasean impermeables a cualquier acontecimiento que represente el hecho catalán. Les rebota todo lo que no sea español y en castellano. Tienen nombres y apellidos, las bestias. Viven mueren y se multiplican".

En la prueba, el profesor Oriol Izquierdo pide a sus alumnos de la Facultad de Comunicación de Blanquerna que aclaren si se trata de un "texto descriptivo, narrativo o argumentativo", resuman su tesis e indaguen en el sentido que el autor ha querido dar al término "bestias".

Alumno que haya tenido la ocurrencia, lógica por otra parte, de sacudir al autor del artículo, a día de hoy, ya sabe la nota que tiene en el tablón y que tendrá que ir buscando universidad en Huesca, Soria o Segovia (por poner sólo unos ejemplos).