Ciencia
También se sincronizan y se mueven al unísono en lo que se conoce como un superfluido

Este fluido desafía la Segunda Ley del Movimiento descrita por Isaac Newton, el famoso astrónomo y físico inglés que formuló las leyes del movimiento y la gravedad.

El fenómeno, que fue explicado por los investigadores en la revista especializada Physical Review Letters, podría ayudar a entender mejor algunos fenómenos del Universo que aún no tienen explicación.


Cómo lo hicieron

En la física, la masa es una propiedad de todos los cuerpos: es la medida de la resistencia de un objeto a la aceleración. También determina la fuerza de la atracción gravitacional entre dos cuerpos.

Lograr el efecto contrario fue todo un desafío.

El profesor Peter Engels y sus colegas enfriaron átomos de rubidio a sólo una fracción por encima del cero absoluto, creando lo que se conoce como un condensado de Bose-Einstein.

En este estado, las partículas se mueven a una velocidad extremadamente lenta y, siguiendo los principios de la mecánica cuántica, se comportan como ondas.

También se sincronizan y se mueven al unísono en lo que se conoce como un superfluido, que fluye sin perder energía.

Para crear las condiciones de una masa negativa, los investigadores utilizaron láseres para atrapar a los átomos de rubidio y empujarlos de un lado a otro, cambiando así la dirección en la que giran.

Cuando liberaron a los átomos de la trampa de láser, se expandieron y algunos mostraron una masa negativa.

"Con una masa negativa, si empujas algo, se acelera hacia ti", explicó Michael Forbes, profesor asistente de física y coautor del estudio.

"Parece como si el rubidio se chocara contra una pared invisible".

¿Por qué importa?

La técnica usada por los científicos de la Universidad del Estado de Washington puede ayudar a entender un fenómeno que a simple vista nos parece extraño pero que puede estar presente en algunos fenómenos del Universo.

"Lo que es novedoso aquí es el control exquisito que hemos logrado sobre esta masa negativa sin que haya complicaciones", comentó Forbes.

Este control les brinda a los investigadores una nueva herramienta para explorar las posibles relaciones entre la masa negativa y los fenómenos que se observan en el Universo, como las estrellas de neutrones, los agujeros negros y la energía oscura.

De modo que comprender la masa negativa podría ayudar a entender mejor el funcionamiento del cosmos.


Este artículo fue publicado originalmente en BBC Mundo. Leer más