Ciencia
Arnaldo Otegi (BILDU). PD

Cuando Arnaldo Otegi afirmó hace unos días, a propósito de las ilegales demandas de los independentistas catales, que la voluntad del pueblo debe estar siempre por encima de la Ley, hubo quien le respondió en redes sociales que es gracias a la Ley que él conserva la pelotas, porque lo que siempre ha deseado la ciudadanía es cortárselas, ante la imposibilidad jurídica de colgarlo de una farola.

Lo tremendo, de este vomitivo sujeto, es que ni se da cuenta, ni del daño que causó ni del asco que despierta.

Arnaldo Otegi ha criticado este 17 de octubre de 2017 que Confebask no haya «querido» invitar a Bildu, la coalición proetarra que él lidera,  al homenaje a empresarios vascos víctimas de ETA que celebrará en Bilbao el próximo día 20.

Preguntado por esta cuestión por los periodistas en una rueda de prensa en San Sebastián, el líder de la coalición soberanista ha opinado que "cada uno es muy libre de invitar a sus actos al que quiera", pero "la más elementales reglas de cortesía y de respeto exigen que determinadas cosas no se hagan así".

"A Confebask le gustará poco probablemente que haya izquierda independentista sólida en el país y ya lo entendemos", ha dicho, para destacar que tiene que tener en cuenta que EH Bildu es "la segunda fuerza política" en el País Vasco.

"Reglas del juego"

Por ello, el sinvergüenza ha exigido "un mínimo de respeto".

"Muy bien, ustedes deciden que no nos invitan, pero lo que les decimos es que, les guste o no, somos la segunda fuerza política y la alternativa en el país".

En esta línea, ha precisado:

"En estos momentos, lo que convendría es no romper las reglas de entendimiento y menos en público, pero esa es la responsabilidad que han adquirido ellos".

¡Otegi! ¿Has venido a Barcelona a pedir perdón por Vic e Hipercor?