Ciencia

Se llaman Víctor Cucurull Miralles, Jordi Bilbeny Alfons López Tena, J.M. Ximenis, Uriel Bertran, Francesc Garrido, Josep Mayolas, Albert Fortuny o 'Perico de los Palotes', que igual da y todos trincan del Institut de Nova Història, el aparato que la Generalitat emplea para la difusión de la historia verdadera de la región.

Una historia alternativa, hasta ahora presuntamente oculta por los historiadores de prestigio. Una historia que promulga ideas novedosas: dicen que el origen de la nación catalana se remonta al siglo VII antes de Cristo.

Para ellos Cristobal Colón era miembro de una noble familia barcelonesa apellidada Colom. Aseguran que la expedición del descubridor genovés no partió de Palos de la Frontera (Huelva), sino de Gerona. Y también que Leonardo Da Vinci es un hijo perdido de una noble casa real catalana. Santa Teresa de Jesús, por supuesto, también nació allí.

El instituto nació en el año 2007. Su objetivo, desde el principio, era demostrar un rumor: la catalanidad de personajes como Colón o Miguel de Cervantes. Desde entonces, no han parado de crecer. Llenan auditorios y salas de conferencias de todo tipo que cada uno puede contratar a su gusto.

Por algo más de 150 euros, se puede contratar a Fortuny para que explique que, en realidad, el descubrimiento de América no partió del puerto de Palos de la Frontera, si no del puerto de Pals, en la comarca del Bajo Empurdán.

Por 300 a Cucurull, para que cuente que en el cuadro de la Mona Lisa de Leonardo da Vinci el paisaje del fondo nos muestra el río Llobregat.

Por 400 euros más gastos de desplazamiento, actúa Bilbeny, quien es es licenciado en Filología Catalana por la Universidad Autónoma de Barcelona y perteneció a la junta del Centro de Estudios Colombinos de Òmnium Cultural.

LA PUNTA DEL ICEBERG Y EL ICEBERG

Todos estos personajes, a los que se puede encontrar en fotos arropados por Jordi Pujol o el propio Oriol Junqueras, son sólo la punta del iceberg festiva de la gran manipulación. El iceberg de verdad está debajo, en la vida cotidiana de las escuelas, colegios, institutos y universidaddes de Cataluña.

Que la historia de España ha sido durante años tergiversada en los manuales escolares catalanes a favor de las tesis nacionalistas no solo lo demuestran diferentes análisis realizados por expertos en base a los libros de texto utilizados en colegios e institutos.

Historiadores de la talla del hispanista inglés John H. Elliott, profesor emérito de Oxford, o prestigiosos académicos como Carmen Iglesias, directora de la Real Academia de Historia; Fernando García de Cortázar, uno de los mayores divulgadores de la historia de España; o el investigador del CSIC, Manuel Lucena, especializado en historia global, han denunciado también abiertamente que desde los años 80 la realidad que se explica a los alumnos en los colegios de Cataluña «ha sido falseada».

En plena crisis del «procés», cuando vence el primer plazo concedido por el Gobierno a la Generalitat para que responda por el supuesto adoctrinamiento en las aulas catalanas, un segundo informe del sindicato Acción para la Mejora de la Enseñanza Secundaria (AMES), que se presentará el próximo mes de noviembre y a cuya parte del contenido recoge ESTHER ARMORA en ABC este 28 de octubre de 2017, da más argumentos para afirmar que «en Cataluña se explica la Historia en clave nacionalista».

Este segundo análisis sobre los libros escolares, centrado en manuales de historia de 2º y 3º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), «constata con muchos ejemplos que en los institutos catalanes se ofrece a los alumnos una visión distorsionada de la historia de nuestro país, en la que la palabra España es la gran ignorada, y en la que ya está presente la idea de independencia del pueblo catalán», según denuncia en Antonio Jimeno, presidente de AMES.

Su asociación, que representa a unos 300 profesores de secundaria, fue la primera en destapar la manipulación del currículo en escuelas y centros de secundaria. Tras su denuncia, y coincidiendo con el punto más álgido del proceso secesionista en Cataluña, las acusaciones por incitación al odio en los colegios se han disparado y el Ministerio de Educación se ha visto obligado a tomar cartas en el asunto, enviando tres requerimientos al departamento de Enseñanza para que responda respecto a los casos denunciados.

Este segundo análisis de AMES, basado en manuales de 2º y 3º de ESO de las editoriales Cruïlla, Barcanova, Santillana y Vicens Vives, revela, entre otras cosas, que España sigue siendo la gran ignorada en los manuales de esta etapa, que optan por utilizar el nombre de «monarquía hispánica», y en los que, según denuncia el sindicato docente, también se evita de forma premeditada el uso del término español, llegando al extremo de tildar, en el contexto del siglo XVII, a artistas castellanos como «artistas extranjeros».

«España es la gran ignorada en los textos que estudian chavales de 2 y 3º de la ESO»

"En el bloque de Historia del libro de Geografía e Historia de 3º de Secundaria de la editorial Cruïlla (2017), prácticamente no aparece el nombre de España, ni en los textos, ni en los mapas", precisa AMES.

«En su lugar, el libro se refiere a los diferentes Reinos que se unieron para formar España, es decir la Corona de Castilla, de la Corona de Aragón, que en el libro se denomina Corona catalanoaragonesa, un término que carece de rigor histórico».

En ese mismo manual, en la página 23, se presentan, en el contexto del S.XVI, «artistas castellanos» en el grupo de artistas extranjeros, junto a los italianos y los flamencos.

«En escultura y en pintura las novedades renacentistas fueron introducidas por artistas extranjeros (castellanos, italianos y flamencos).....».

Dos páginas después, aludiendo al mismo siglo, se incluye un mapa de las religiones en Europa y, al referirse a España, se usa el nombre de Monarquía Hispánica «en lugar de Monarquía de España».

«No es un detalle menor, -dice el sindicato AMES- porque no se habla de Monarquía francesa sino de Francia, no de Monarquía portuguesa sino de Portugal, etc..».

En ese mismo libro se presenta a los Reyes Católicos como «una monarquía autoritaria» e insinúan que «eran enemigos de la diversidad de culturas y de lenguas».

Tras afirmar (pg. 33) que «los Reyes Católicos empezaron a implantar una monarquía autoritaria, que se preocuparon de expandirla territorialmente y que reforzaron su poder sobre los diversos grupos sociales», se lanza la pregunta: «¿Crees que los dominios de los Reyes Católicos era un estado pluricultural, plurilingüe y plurirreligioso?».

«Es evidente -añade el sindicato denunciante- que los autores no animan a los lectores a valorar positivamente el esfuerzo de estos reyes por unir y modernizar España, sino que los presenta como enemigos de la diversidad de culturas y lenguas».

Por otro lado, siguen haciéndose equilibrios para evitar el nombre de España.

En este sentido, en la página 41 del manual, en el gráfico que se refiere a la política exterior de los Reyes Católicos, se esquiva totalmente el término.

«Pese a que en el texto se acepta una política exterior conjunta de los Reyes Católicos basada en los matrimonios de sus hijos, en lugar de referirse a España, los autores hablan de Navarra, Corona de Castilla, Corona de Aragón y Granada, como si fueran entidades distintas. Una vez más se evidencia la intencionalidad de que el alumno no perciba la existencia de una nación llamada España».