Ciencia
Dolor y sufrimiento Pixabay/ Imagen ilustrativa

Una soldado española adscrita al acuartelamiento aéreo de Bobadilla, cerca de la localidad de Antequera (provincia de Málaga), ha asegurado que fue violada por varios compañeros el pasado 10 de diciembre. Aquel día se celebraba la festividad de la patrona del Ejército del Aire, Nuestra Señora de Loreto.

En la noche festiva, la mujer se fue a "tomar unas cervezas" con el cabo mayor y el sargento primero, los cuales, según su testimonio, "le introdujeron unas sustancias en su bebida". Como se señala en el programa 'Espejo Público' de Antena 3, se trata de un producto con efectos similares a los de la burundanga, según recoge RT.

"La cerveza tenía un sabor amargo, pero en ese momento no le di importancia", admitió la militar. Supuestamente, según la soldado, los dos la llevaron al cuartel, pero ella no recuerda nada.

"Sobre la una de la madrugada llegué a la base militar con el cabo mayor que me acompañó porque estaba un poco perjudicada. La habitación tenía la llave puesta en la puerta. El cabo mayor me puso la pijama y me acostó, luego se fue. Todo esto lo sé porque él me lo contó, porque desde las doce de la noche más o menos no me acuerdo de nada", sostiene la militar española en una de las tres denuncias presentadas.

Poco a poco, la mujer ha ido recordando lo que sucedió aquella noche. "Me sentí como un cacho de carne", escribió en una de las denuncias. "La habitación estaba a oscuras y la segunda persona era más grande que la anterior", relató la soldado.

Un superior suyo recomendó a la mujer que se sometiera a un test de sustancias de violación, y dio positivo. La mujer decidió denunciar entonces lo ocurrido a la Policía Nacional, que actualmente está investigando el caso.

Fuente: RT/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Terry Gobanga: "Me violaron en grupo el día de mi boda"