Ciencia

Un gran florecimiento de algas ha transformado una playa en Australia, iluminándola de un brillante y fosforescente azul.

La bioluminiscencia de las algas, conocida comúnmente como brillo del mar, tiene encantados a los pobladores de la bahía Preservation de Tasmania.

El fenómeno natural sucede cuando los pequeños organismos emiten una luz como mecanismo de defensa, según un experto. Por lo general se ven en aguas calmadas.

Aunque no son tóxicas, las algas pueden causar irritaciones cutáneas a algunas personas.

"La bahía entera era de un azul iridiscente", dijo Brett Chatwin, que fotografió el espectáculo cerca de su casa.

"Quedé boquiabierto, Era una visión increíble".

Con un nombre científico de Noctiluca scintillans, la especie usa la bioluminiscencia como protección, explicó el botánico acuático profesor Gustaaf Hallegraeff.

"Actúa parecido a una alarma contra robos", le dijo a la BBC. "Algo te quiere devorar, le lanzas un centello de luz y lo ahuyentas".

El profesor Hallegraeff, de la Universidad de Tasmania, añadió que el fenómeno también puede interrumpir la cadena alimenticia.

"Cuando se da un florecimiento como ese, se comporta como una aspiradora y se come todo lo que hay", dijo.

Brett Chatwin aseguró que no había visto las algas cerca de su casa antes.

"Virtualmente no hemos tenido un solo soplo de viento en dos semanas", dijo.

En 2012, la famosa playa de Sídney, Bondi Beach, tuvo que cerrarse después de la misma especie algas tornó el mar color rojo.

Galería de imágenes: