Ciencia
Incendio forestal. PD
Nos denuncian si cogemos piñas del suelo, si buscamos setas o si limpiamos lo arroyos

El incendio desatado el pasado jueves en el municipio de Yeste (Albacete), en la Sierra del Segura, ha quemado ya 1.260 hectáreas, en su mayoría cubiertas por pinares. Aunque el fuego no ha sido controlado, los medios que luchan contra su expansión han conseguido establecer una línea de defensa del 67% de su perímetro.

Como recoge JAVIER LÓPEZ en 'ABC', son muchos los  vecinos culpan a los ecologistas del incendio que arrasa el parque natural.

Los veteranos de la zonaresponsabilizan de la situación al modelo proteccionista que ha sustituido al sentido común en la gestión del medio ambiente.

«Aquí mandan los ecologistas y así no va. Nos denuncian si cogemos piñas del suelo, si buscamos setas o si limpiamos lo arroyos».

La prohibición repercute en el estado de la montaña, cuya superficie, repleta de broza y hojarasca, reunía las condiciones idóneas para alimentar el incendio.

«El culpable es quien ha provocado el fuego, desde luego, pero si invirtieran en la limpieza del monte, o si dejaran que pastara el ganado, no estaríamos ahora aquí, a la espera de que nos digan si nos desalojan o no».

Los medios aéreos han vuelto a incorporarse en la mañana de este 29 de julio de 2017 a las labores de extinción. Según han informado fuentes del plan de incendios de Castilla-La Mancha (Infocam), los medios aéreos se van a ir incorporando progresivamente para apoyar a los equipos de tierra, que han estado trabajando durante toda la noche en la zona del incendio.

Pasadas las 8 horas han comenzado a volar hacia la zona del incendio los primeros medios aéreos, entre ellos un avión anfibio tipo Canadair que ha enviado el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama). Posteriormente van a incorporarse otros dos aviones anfibios tipo Canadair del Ministerio, que se unirán a otros medios aéreos dos helicópteros bombarderos y otras aeronaves del Mapama y del Infocam, que van a operar en la zona hasta llegar a la veintena, siguiendo un protocolo similar al que se llevó a cabo este viernes han indicado dichas fuentes. En tierra trabajan contra el fuego más de 200 personas.

También se va a incorporar una Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) con sus dos helicópteros.

Del total de la superficie afectada, 700 hectáreas pertenecen al parque natural del Calar del Río Mundo. Las primeras evaluaciones apuntan a que el incendio se aleja del parque.

Esta noche no ha sido necesario proceder al traslado de más personas de localidades de la zona, por lo que el número de evacuados es de más de 500 personas de una decena de pedanías de los municipios de Yeste y Molinicos, de un cámping y de un campamento de niños.

El jueves fueron evacuadas unas 200 personas, sumando los habitantes de las pedanías Yeste y Molinicos de La Parrilla, Los Collados, Las Hoyas, Torre Pedro y Las Quebradas, así como del que 54 niños y 14 monitores que estaban en un campamento de scouts.

La evolución del incendio este viernes hizo necesario evacuar a más de 300 personas de las pedanías de Yeste de Majada-Carrascas, Cortijo de Rala, Cortijo de la Juliana, Llano de la Torre y varios caseríos que había en el entorno.

También fue desalojado Mesones, una pedanía de Molinicos, cuya alcaldesa puso disposición autobuses para el traslado de las personas evacuadas, así como los 64 ocupantes de las instalaciones de un cámping situado en esta pedanía.