Ciencia
Harpagofito Wikimedia Commons/Imágen ilustrativa

Harpagophytum procumbens es una especie de planta herbácea de la familia de las pedaliáceas natural del sur de África. Vulgarmente se le conoce como harpagófito (planta con garfios en griego) o "garra del diablo" debido a la morfología de sus frutos, unas cápsulas leñosas recubiertas de espinas ganchudas y aceradas.

La planta crece principalmente en sustrato arenoso. Las dos subespecies reconocidas para la planta poseen áreas de distribución que no se solapan y alternan con las tres subespecies de Harpagophytum zeyheri. Así Harpagophytum procumbens sbsp procumbens ocupa amblias regiones de Botsuana, Namibia y la provincia de Northern Cape de Sudáfrica. Por su parte Harpagophytum procumbens sbsp transvaalensis está presente en la provincia sudafricana de Limpopo y la zona adyacente a la frontera entre Botsuana y Zimbawe.

La raíz secundaria de Harpagophytum procumbens seca, en polvo o en infusión es utilizada en medicina tradicional para el tratamiento de dolores articulares y tendinitis, problemas digestivos tales como flatulencia, distensión abdominal o pérdida de apetito. Según la Agencia Europea de Medicamentos no existen estudios médicos que avalen tales propiedades, basándose éstas únicamente en su uso prolongado a lo largo del tiempo.

Diversos estudios realizados con extracto de raíz en animales indican que posee cierta capacidad analgésica periférica y antiinflamatoria. Esta actividad es muy dependiente de la vía de administración, siendo efectiva la vía intraperitoneal aunque no la oral (al menos respecto a la actividad antiinflamatoria). También muestra completa independencia respecto a cualquiera de los principios activos conocidos en la planta por lo que se ignora qué compuesto causa los efectos observados. La actividad en el sistema cardiovascular, una reducción de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, parecen ser promovidos por el Harpagósido y por otras sustancias no identificadas.

Los preparados de este vegetal pueden provocar diversos desórdenes por hipersensibilidad a sus principios activos causando diarrea, vómitos, náusea, dolor abdominal, dolor de cabeza, mareos y reacciones cutáneas. No se recomienda su ingestión por parte de embarazadas, lactantes ni por pacientes con úlcera gástrica o duodenal o problemas cardiovasculares.

Fuente: Wikipedia/Leer más