Ciencia
Tráfico complicado y coches atrapados en la carretera, por el temporal de hielo y nieve. EP
En Segovia, Ávila y Madrid, prohibido el tráfico de camiones en tramos de la AP-6, la AP-61 y la AP-51

Tremendo. Fin de semana de puro invierno, con nieves y frío extremo.

Un segundo frente, al que también sigue una masa de aire frío e inestable como la del jueves, ha entrado este sábado 3 de febrero de 2018 por Galicia y este domingo se desplaza por la Península de noroeste a sureste.

A su paso está dejando temperaturas máximas muy por debajo de las normales para estas fechas y abundantes precipitaciones, en forma de nieve en las comunidades cantábricas, el centro y el interior del este peninsular, alerta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en un aviso especial.

Hay avisos en en 32 provincias por el temporal de nieve, viento y frío, de las que 13 están en alerta naranja por nevadas.

Además, hay al menos 25 carreteras de la red secundaria cortadas a causa de la nieve y en 95 es necesario usar cadenas.

UN PANORAMA HELADOR

Según ha informado la DGT, la situación es muy complicada en las carreteras españolas, con más de 240 vías afectadas por la nieve y en cuatro carreteras principales el nivel es amarillo, lo que significa que está prohibida la circulación de camiones.

Se trata de la AP-6 en Madrid y Ávila en el tramo comprendido entre Adanero y Guadarrama, en la A-1 en Segovia entre Las Rades y Honrubia, la AP-51 en Villacastín (Segovia) y la AP-61 entre San Rafael y Segovia.

Además, la DGT informa de "muchas complicaciones" en las carreteras secundarias y lo peor está en Asturias, Aragón, Castilla y León (sobretodo en Ávila) y en Castellón.

Hace unos minutos, la nieve ha obligado al cierre de varias carreteras: en Teruel la TV-8002 en Escorihuela, en Girona en la GIV-4016 en Toses y en Almería la A-1178 en Las Menas.

La previsión de cara a lo que queda de día es que siga nevando, por los que la DGT ha pedido "una dosis extra de precaución al volante" y consultar el estado de las carreteras si se va a coger el coche.

Evolución del día

A primera hora de esta tarde, la nieve había obligado a cerrar los 52 kilómetros de la autopista R4 entre Pinto (Madrid) y Dosbarrios (Toledo), así como la autovía A4 entre los kilómetros 122 y 66, en la provincia de Toledo, en sentido Madrid, para evitar que el tráfico se bloquee a su paso por Ocaña. Posteriormente ambas carreteras han sido reabiertas.

En Madrid, la Guardia Civil ha reabierto también el puerto de Navacerrada cuyas carreteras se han limpiado de nieve, pero hay cortes intermitentes tanto en este puerto como en el de Cotos. A primera hora de esta mañana, ha estado cortada al tráfico la autopista del Huerna, entre Asturias y León, aunque posteriormente se permitió la circulación de turismos y autocares con neumáticos de invierno y por la tarde se abrió para los camiones.

La nieve ha dificultado durante todo el día el tráfico en Castilla La Mancha, de hecho, alrededor de quince vehículos se encuentran atrapados por la nieve en la carretera GU-115, a la altura de la localidad de Ledanca (Guadalajara), según ha informado a Efe el servicio de emergencias 112 de Castilla-La Mancha.

La nieve también ha afectado a los transportes por ferrocarril, de manera que la acumulación de hielo en los sistemas de rodamiento ha obligado esta tarde a trasbordar a todo el pasaje del tren Alvia Gijón-Madrid-Alicante a otro convoy en la estación de León.

Por su parte, las líneas del AVE entre Madrid y Barcelona y entre Madrid y Sevilla se han visto afectadas por el frío y la nieve, lo que ha obligado a los trenes a bajar la velocidad a 160 kilómetros por hora en algunos de sus tramos, generando alguna demora.

Durante todo el día, Protección Civil ha recomendado evitar los desplazamientos por carretera ante las nevadas previstas para hoy y mañana en gran parte de la península, sobre todo en el norte y el centro, incluida la Comunidad de Madrid, donde se aconseja usar el transporte público para acudir mañana a trabajar.

Previsión para mañana

Un total de 34 provincias estarán este lunes en aviso por riesgo de nevadas, lluvias y frío, pero también por aludes y fenómenos costeros. Durante la jornada, habrá posibilidad de precipitaciones localmente persistentes en el Cantábrico, en Aragón y en Cataluña, donde podrían ser puntualmente fuertes, mientras que la nieve estará presente en cotas relativamente bajas en amplias zonas de la Península, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, se ha decretado el aviso amarillo por nevadas en Córdoba, Granada, Jaén, Teruel, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Madrid, Navarra, La Rioja, Álava, Vizcaya, Gipúzcoa, Cuenca y Guadalajara.

Las nevadas también pondrán en aviso, aunque de nivel naranja, a Zaragoza, Cantabria, Castellón y Asturias, así como Lleida y Huesca --ambas también en riesgo por aludes-- y Barcelona, Girona y Tarragona, en riesgo por lluvias. En Asturias también se ha decretado el aviso amarillo por fuerte oleaje, al igual que en A Coruña y Lugo.

Cuenca y Guadalajara también estarán en riesgo por frío, junto a las provincias de Albacete, Ciudad Real y Toledo, donde se alcanzarán temperaturas mínimas que oscilarán entre los 1 y -6 grados.

La cota de nieve será de 900 a 1.200 metros en el Pirineo catalán, mientras que en el resto de la península, en torno a los 400 y 800 metros, descendiendo al final del día hasta los 200 y 400 metros en Galicia, Asturias y meseta norte.

Durante este lunes, los cielos estarán nubosos o cubiertos con lluvias y chubascos en el norte y noreste de la Península y Baleares que, en el Cantábrico occidental, Cataluña, Aragón y norte del Sistema Ibérico podrían ser localmente fuertes y/o persistentes.

En el resto de la Península y área mediterránea, también se esperan precipitaciones con tormentas ocasionales. No obstante, las precipitaciones serán poco probables en Extremadura y Andalucía occidental y litoral. En Canarias, hay probabilidad de lluvias en el norte de islas de más relieve.

Con respecto a las temperaturas, las diurnas experimentarán un descenso en la mitad norte de la Península y no se esperan cambios en el sur. Por la noche los termómetros también bajarán de manera generalizada en España, excepto en el noreste, donde habrá un ascenso, con heladas en el interior de la Península, localmente fuertes en el noroeste de León, área de la Ibérica y Pirineos. En Canarias, se esperan pocos cambios.

Por último, el viento será este lunes de componente sur en Baleares, con predominio de la componente oeste en el resto del área mediterránea, y del norte en el resto de la Península y Baleares. Asimismo, habrá intervalos de intensidad fuerte en el litoral norte de la Península, Baleares, y Canarias.