Ciencia
Los fenómenos climátiscos El Niño y La Niña. CL

El rompecabezas sobre la frecuencia de los fenómenos climáticos de El Niño y la Niña ha sido aclarado en parte, con un vínculo del primero con patrones en el clima del Pacífico Norte.

Un nuevo estudio examina la asimetría de frecuencia del ENSO (El Niño Southern Oscillation) durante las fases de la Oscilación Decenal del Pacífico (PDO), un patrón climático en el Pacífico Norte.

Estudios previos han investigado la relación entre ENOS y PDO, pero ninguno ha examinado si las fases cálidas (positivas) y frías (negativas) de PDO en el Pacífico Norte influyen en la frecuencia de los eventos de ENOS en el Pacífico tropical.

"Por primera vez", dijo el profesor Zheng Fei, del Instituto de Física Atmosférica de la Academia de Ciencias de China, y coautor del estudio, "hemos demostrado cuantitativamente que El Niño es 300 por ciento más frecuente que La Niña en fases positivas de PDO, y un 58 por ciento menos frecuente en fases negativas de PDO ".

Los hallazgos se publicaron en Advances of Atmospheric Sciences.

Para llegar a sus hallazgos, los investigadores utilizaron datos de observación y el resultado de 19 modelos del Proyecto de Intercomparación de Modelo Acoplado Fase 5 (CMIP5).

"Al adoptar las observaciones y las simulaciones del modelo climático CMIP5", dijo Zheng, "tuvimos la oportunidad de explorar cómo modula la PDO la aparición de ENOS".

Este tipo de exploración satisface una necesidad creciente en la actualidad, que es que los científicos entiendan mejor los mecanismos que afectan la aparición de ENOS.

Si bien no se conocen todas las respuestas que rodean a estos eventos, los efectos del ENSO se comprenden bien. Cuando las temperaturas de la superficie del mar son más cálidas o más frías de lo normal en el Océano Pacífico ecuatorial, los patrones climáticos en todo el mundo se ven afectados.

Todo, desde los sistemas de presión hasta el viento y las precipitaciones, puede verse influido por ENOS, incluido el suministro de agua en una región, ya que puede causar extremos de humedad.

ZHENG y su grupo en la Academia de Ciencias de China se han enfocado en ENSO por más de 10 años. Los resultados de sus propios estudios recientes que muestran que la predicción de ENOS depende en gran medida de procesos físicos fuera del ecuador, motivaron este último estudio que explora los efectos de PDO, según Zheng, quien cree que este enfoque es necesario para entender mejor la ENSO.

"Nuestro estudio sugiere que se debe prestar más atención a los procesos fuera del ecuador cuando se intentan las predicciones de ENSO para proporcionar una advertencia confiable de los eventos climáticos extremos y evitar posibles pérdidas económicas".