LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar


beta

Chita con Tarzán.

PD

A pesar de que en español ha sido conocida como "mona" Chita, se trata de un macho

clipping

Chita, la mona de Tarzán, muere en Florida a los 80 años de edad

Geolocalización de la noticia
Periodista Digital, 28 de diciembre de 2011 a las 10:16

Necesitas el plugin de flash para visualizar este contenido

Instala Adobe Flash player

Chita aparece en cuatro de las películas de Tarzán interpretadas por Johnny Weissmuller
Chita, Boy, Tarzán y Jane./>

Chita, Boy, Tarzán y Jane.

  • Chita, Boy, Tarzán y Jane.

La inseparable chimpancé de Johnny Weismuller en las películas de Tarzán, en los años 30, ha muerto en el santuario animal de Florida. El Santuario de Primates de Suncoast en Palm Harbor anunció en su página web que Cheetah murió el 24 de diciembre de 2011 de insuficiencia renal.

Chita fue el nombre por el que más se conoció a Jiggs, un nacido meses antes del 9 de abril de 1932, y que no es otro que el chimpancé que interpretó a la mona en las películas de Tarzán interpretadas por Johnny Weissmüller en los años 1930.

Figuraba en el Libro Guiness de los Récords como el simio más longevo del mundo.

A pesar de que en español ha sido conocida como "mona" Chita, se trata de un macho. Y aunque en el imaginario colectivo "Chita" está inextricablemente asociada con Tarzán, este personaje resultó ser un producto de la industria cinematográfica, dado que no aparece en ninguna de las novelas originales de Edgar Rice Burroughs (creador de Tarzán).

De hecho, no figura ningún chimpancé en sus novelas. La más próxima similitud con Chita podríamos encontrarla en Nkima, compañero primate de Tarzán que aparece en varias de las últimas novelas de dicho autor.

Biografia

Chita aparece en cuatro de las películas de Tarzán interpretadas por Johnny Weissmuller: Tarzán y su compañera (Tarzan and His Mate, 1934), Tarzan Escapes (1936), Tarzan Finds a Son! (1939) y Tarzan's New York Adventure (1942).

Hay que señalar que en la primera película de Tarzan de Weissmuller, Tarzán de los monos (Tarzán the Ape Man, 1932), Chita es interpretada por otro chimpancé.

Sería a partir del segundo filme, Tarzán y su compañera, cuando Chita sería interpretada por Jiggs, debutando en el mundo del cine junto con la actriz Maureen O'Sullivan, quien interpretaría a Jane.

Posteriormente, Jiggs también participa en Doctor Dolittle (1967). Y aún realizaría algunos anuncios y participaría en algún telefilm antes de retirarse dignamente del mundo del espectáculo.

El chimpancé se especializó en escenas puramente cómicas.

No figura en los créditos de ninguna de las películas en las que ha actuado.

Asombrosamente, Jiggs sobrevivió a todos sus compañeros de reparto.

 Galardones

Coincidiendo con su 74º cumpleaños, Chita recibió el único galardón cinematográfico de toda su carrera, otorgado por el Festival Internacional de Cine de Comedia de Peñíscola.

Fundación C.H.E.E.T.A.

Chita montó, con el apoyo de su cuidador, Dan Westfall, la fundación C.H.E.E.T.A, siglas de "Creative Habitats and Enrichment for Endangered and Threatened Apes" (Hábitats Originales y Mejorados para Simios Amenazados y en Peligro de Extinción), dedicada al cuidado de simios retirados que se han dedicado al negocio del espectáculo. En C.H.E.E.T.A. vivió Jiggs; Jeeter, su nieto; Maxine y Sandy, quienes han trabajado en Las Vegas; y los orangutanes Daphne y Squeakers.

xxxxxxxxx

Tarzán

¡Nkawa, coño!

Quién no ha visto de pequeño, perdón, de preadolescente, las películas de Tarzán. Al hablar de Tarzán me refiero por supuesto al personaje interpretado por Johnny Weismuler, y no al resto de patéticos tarzanes con que nos ha castigado Hollywood desde Gordon Scott hasta el actual y aún más lamentable Brendan Frasier.

Recuerdo aquellas sesiones de tarde durante las vacaciones, por lo general navideñas, en las que TVE nos regalaba a la chiquillería dos horas de entretenimiento y emociones de la mano de nuestro selvático héroe.

Aunque en apariencia resulten películas de argumento muy sencillo, existen sin embargo múltiples aspectos tremendamente curiosos, e incluso algo escabrosos para la moral de la época. Veamos algunos ejemplos:

En primer lugar tenemos la relación de Tarzán y Jane. Obviamente se trata de una pareja de hecho. En ningún momento de la serie aparece un juez de paz, ni siquiera un mísero pastor anabaptista bendiciendo esa unión.

Esta circunstancia rompe totalmente las convenciones morales del cine de esa época en la que cualquier relación heterodoxa era castigada de inmediato, recayendo sobre los culpables mil y una desgracias hasta que al final formalizaban su relación, la vida les volvía a sonreír y un radiante sol iluminaba de nuevo su antes pecadora existencia.

Pero no solo eso, sino que además la pareja tenía un hijo. Bueno, bueno, esto ya es el colmo. Una cosa es amancebarse y otra muy distinta procrear como conejos viviendo en pecado. Por este motivo, en lugar de hijo biológico, los guionistas hicieron que Boy (que así se llamaba el retoño) fuera adoptado.

El pobre había quedado abandonado en la selva tras la muerte en accidente de avión de sus padres, con lo cual no solo no existía pecado, sino que Tarzán y su compañera aparecían con todo merecimiento como unos padres virtuosos.

Nada sabemos acerca de los métodos anticonceptivos utilizados por Tarzán y Jane. Así a simple vista parecen dos ejemplares humanos perfectamente sanos, con lo que a priori no hay que temer un posible problema de infertilidad endógena. Tampoco admite dudas la virilidad de Tarzán, puesto que no se aprecia en él ningún signo de amaneramiento que nos haga sospechar que pierde aceite por alguna biela.

Por otra parte, dos adultos, jóvenes, vigorosos, sanos, en un lugar tan idílico como la selva africana ¡y sin televisión!, pues ya me contarán en qué iban a pasar el rato. Pues nada, Jane a lo largo de la serie de películas de Tarzán jamás queda embarazada sin que se nos aclare el sistema utilizado, con lo que el anticoncepctivo de esta famosa pareja, de una eficacia a prueba de bombas, quedará para siempre sumido en el más insondable de los misterios.

La forma de dirigirse Tarzán a los animales también resulta de interés. Tarzán utiliza invariablemente la misma orden: ¡Nkawa!.

Le grita Nkawa a Chita, y ésta va a coger una liana. Le dice lo mismo un poco más tarde y Chita se sube a lomos del elefante. Le dice Nkawa a un elefante y éste agarra un palo y comienza a repartir estopa a los malos. Esto me lleva a pensar que Nkawa es en realidad una palabra comodín, de muchos y variados significados.

Lo mismo sirve para dirigir a una manada de elefantes que para mandar a Chita a tomar por culo cuando se pone pesada. Entonces ¿Cómo saben los animales qué quiere realmente Tarzán cuando les grita Nkawa?. La clave debe estar en la entonación con la que nuestro héroe pronuncia la palabreja.

Nosotros, pobres occidentales, no tenemos la sutileza suficiente para captar los leves matices que hacen que Nkawa adquiera uno u otro significado, sin embargo los animales, con su formidable capacidad auditiva captan perfectamente estas agudezas del lenguaje y obran en consecuencia.

Pasemos ahora a estudiar el personaje de Boy. Lo primero que hay destacar es que el niño que lo interpreta es lo más repipi que han visto estos ojos, con esos ricitos y esa sonrisa meliflua perfectamente abofeteable. Pero es que además, el papel del niño en la serie no puede ser más puñetero.

Aparecen los malos, que quieren desvalijar de marfil el cementerio de elefantes, Tarzán les da una mano de ostias para que le dejen los cuernos en paz y le dice a su hijo que ni se le ocurra hablar con ellos. Pues bien, a las primeras de cambio, el muchacho se va al campamento, los malos le ofrecen una chuchería y el niñoloshuevos no solo les dice donde está el cementerio sino que además se ofrece a llevarlos a él.

¿Es para abofetearlo, o no?. Pero es que además, la operación resulta una chapuza y el pobre Tarzán tiene que ir al rescate con su peculiar ejercito semoviente, Nkawa va, Nkawa viene, y liarse a palos con todo quisque para restablecer el orden y recuperar al ninio. En definitiva, que Boy nos caía a todos aún peor que...

Chita: La Virgen Santa que animal más estúpido. ¡Cómo nos iba a caer bien un animalejo que se pasa toda la película haciendo de bufón patético!. Tan solo se redimía en parte cuando Tarzán caía herido y el bichejo lo cuidaba e iba a buscar ayuda. Si no fuera por eso, la verdad es que hubiera sido el animal mas absurdo de la historia del cine. Por cierto que nunca vimos a tarzán brearle el lomo con un buen trozo de liana, y eso a pesar de tener que soportar todo el día a su alrededor un mono tan pesado, lo cual dice mucho de la paciencia de nuestro ídolo de la jungla.

Respecto a Jane, interpretada por la maravillosa Maureen O'hara, no podíamos opinar gran cosa, ya que a la tierna edad de 8 o 10 años, uno todavía no es capar de apreciar y valorar ciertos aspectos anatómicos que empiezan a adquirir importancia a partir de la pubertad, así que para nosotros era la mujer de Tarzán y la madre de Boy. Punto.

También contribuye a esta imagen maternal el hecho de que los guionistas de la serie nunca nos la mostraran despellejando un búfalo, o matando a pescozones un par de patos. Una pena, porque el personaje hubiera ganado muchos enteros.

Existen otros aspectos curiosos como el "Yúyu, bwana, yúyu" y el inevitable cocodrilo a quien Tarzán convertía.

 


facebook

Noticias que le recomienda el Director
Los mejores videos
  1. Lo que el 'veintemileurista' Iglesias ocultó a Europa: "480 euros por programa en laSexta y 350 en Cuatro"
  2. Lo que no se contó de la salida de Beatriz Montañez: sus compañeras de 'Hable con ellas' no la soportaban
  3. La gran mentira de Pablo Iglesias: los documentos que desmontan sus falsas donaciones
  4. La pesadilla de Patiño en su debut en el 'Deluxe': una gran bronca con Belén Esteban y una espantada
  5. Los modales cantineros de la novia de Pablo Iglesias con Alfonso Rojo: "¿Y tú qué eres, el más listo de la mesa?"
  6. Pablo Iglesias pone en práctica el capitalismo salvaje en La Tuerka: sueldos miserables de 500 euros
  7. La arrogancia y las incoherencias de Belén Esteban provocan una gran bronca en 'Sálvame': "¡Eres mala persona!"
  8. La cancelación de 'Entre todos' deja en ridículo a González-Echenique, su máximo defensor
  9. La frase en 'Cazamariposas' que aceleró la marcha de Joaquín Torres: "Es un yayo cachas, da un poco de grima"
  10. Esperanza Aguirre acorrala a Pablo Iglesias: "Repita usted conmigo: todos los etarras son unos asesinos”
  11. El vídeo de la 'pareja X' teniendo sexo a plena luz del día en una calle de Magaluf colma el vaso
  12. Antes se pilla a un Cintora que a un cojo: le oculta a Pujalte que iba a debatir con el 'telepredicador' Monedero
  13. Mariló Montero presume de tanga y de 'abrir el apetito' a todos los amigos de su hijo
  14. 'El Cascabel' le da una vuelta de 'Tuerka' a Pablo Iglesias: "Él, que va de regenerador, ha mentido"
  15. Los 10 récords sexuales más chuscos del mundo
Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft 2000