Ciencia

Advertencia: las imágenes pueden herir su sensibilidad. Este video demuestra lo irresponsable de dejar que los perros asomen la cabeza por la ventanilla del coche en marcha.