Ciencia

Aunque en un principio parece que en la pecera reina el respeto o al menos la indiferencia , uno de los peces parece tener una idea particular sobre la convivencia. Un pez negro navegaba apaciblemente muy cerca de uno naranja. Hasta ahí parecía todo normal, pero de repente, el primero dio un giro veloz y se tragó por completo a su compañero.