Ciencia

En una carretera de Prachuap Khiri Khan (Tailandia) apareció un elefante asiático nada tímido que se acercó a uno de los vehículos que estaban parados. El paquidermo debió de oler algo delicioso y no pudo contenerse: "Disculpe que le desmonte el techo, pero esto tan rico de aquí me lo como yo". Al ver lo que se le avecinaba, el vehículo desde el que se grabaron las imágenes decidió escapar marcha atrás.