Ciencia

Una enorme tortuga fue hallada muerta este martes en una playa de la localidad española de Calella, en la provincia de Barcelona. Esta tortuga laúd de la especie Dermochelys coriacea mide unos dos metros de longitud y pesa alrededor de 700 kilos, informa el diario 'La Vanguardia'.

Según biólogos, este hallazgo es sorprendente porque la presencia de esta especie en el Mediterráneo no es habitual y en 2.000 años "no se han avistado más de diez" tortugas de la misma la zona. La Dermochelys coriacea, que es la tortuga marítima más grande del mundo, suele vivir en aguas tropicales y subtropicales, aseguran, según recoge RT.

Asimismo, los científicos barajan que probablemente se trate de un nido de tortugas laúd en la región, ya que es la segunda vez que un ejemplar parecido es hallado en la costa catalana en menos de un mes.