Ciencia

Un turista, que al parecer se encontraba en Sudáfrica, captó el momento en que dos hambrientas hienas lograron someter a un búfalo y provocarle una dolorosa muerte.

En las imágenes, el enorme bovino es asediado por los dos depredadores en plena llanura y, ante la imposibilidad de huir, intenta enfrentarse a ellos. Entonces, los carnívoros se separan, logran confundir a su presa y, en un rápido movimiento, uno de ellos consigue agarrar los genitales del búfalo y los rasga ferozmente, según recoge RT.

El ataque provoca que el animal herido caiga al suelo. Ambas hienas se lanzan sobre él y comienzan a devorarlo mientras aún sigue vivo. Unos minutos después, varios de estos carroñeros se acercan para unirse al banquete.