Ciencia

Acostumbrados a las visitas de la pitón al jardín de su casa, en Currumbin, Queensland, Greg Hosking y su familia la "adoptaron". La bautizaron "Monty", en un homenaje al grupo cómico británico Monty Python.

Hacía varias semanas que no la veían, hasta que el 29 de enero pasado reapareció y de una forma muy espectacular. Colgada de un árbol, la serpiente estaba devorando a una comadreja que acababa de cazar, según recoge Infobae.

Hosking, que dirige una empresa de diseño, contó que Monty tardó 45 minutos en tragarse a su presa. Luego, pasó un rato acostaba. A la mañana siguiente, ya había desaparecido.

Fuente: Infobae/Leer más