Ciencia
Cuatro lobos muertos ABC

Agentes del Seprona y personal de la asociaciones para la Conservación y Estudio del lobo ibérico (ASCEL) y para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid (ACENVA) denunciaron este lunes que en la última semana de enero contabilizaron cuatro lobos muertos y uno moribundo por furtivismo en la provincia vallisoletana, según informaron en un comunicado ambas organizaciones, que calificaron los últimos siete días como «los más nefastos» para la especie en Valladolid, donde la población, aseguraron, «lleva años en declive».

De estos cánidos encontrados, tres ingresaron en el CRAS (Centro de Recuperación de Aves Silvestres) de Valladolid, dos de ellos muertos y otro en estado crítico. El cadáver de uno de ellos mostraba lesiones compatibles con un tiro, mientras que el otro, indicios de envenenamiento. El que aún vive fue sorprendido moribundo, con un grave ataque de sarna.

Además, al menos otros dos lobos fueron abatidos en una montería autorizada en los Montes Torozos. Otro ejemplar del mismo grupo familiar fue sacrificado recientemente con la justificación de daños al ganado. Conviene recordar que en líneas generales, los lobos muertos por furtivismo suelen llegar al 50 por ciento de la mortalidad legal, por lo que este grupo «podría haber sido severamente diezmado».

Fuente: ABC/Leer más

VÍDEO DESTACADO: Máquinas de matar: el lobo