Ciencia
Una mantis religiosa TW

Gafas en miniatura han revelado una nueva forma de visión 3D en las mantis religiosas que podría conducir a un procesamiento visual más simple para los robots.

En un artículo publicado en 'Current Biology', un equipo de la Universidad de Newcastle, en Reino Unido, descubrió que la visión en 3D de la mantis funciona de manera diferente a todas las formas conocidas de visión biológica en 3D.

La visión 3D o esteroscópica nos ayuda a calcular las distancias a las cosas que vemos. Cada uno de nuestros ojos ve una vista del mundo ligeramente diferente y nuestros cerebros fusionan estas dos vistas para crear una sola imagen, mientras usan las diferencias entre las dos imágenes para calcular cómo de lejos están las cosas.

Pero los humanos no son los únicos animales que tienen visión esteroscópica; también la tienen monos, gatos, caballos, búhos y sapos, pero el único insecto que se sabe que tiene visión estereoscópica es la mantis religiosa.

Ahora, un equipo del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Newcastle financiado por Leverhulme Trust ha estado investigando si la visión 3D de la mantis religiosa funciona de la misma manera que la de los humanos.

Para investigar esto, crearon gafas 3D especiales para insectos que se pegaron temporalmente con cera de abejas. En su cine en 3D para insectos, podrían mostrarle a la mantis una película de presas sabrosas, aparentemente presente justo en frente de la mantis.

La ilusión es tan buena que las mantis tratan de atraparla. Los científicos ahora podían mostrar a las mantis no solo películas simples de insectos, sino también complejos patrones de puntos utilizados para investigar la visión 3D humana, lo que les permitió comparar la visión 3D humana y de insectos por primera vez.

Los humanos son increíblemente buenos para ver en imágenes fijas en 3D; lo cual conseguimos haciendo coincidir los detalles de la imagen que se ve en cada ojo.

Pero las mantis solo atacan presas en movimiento, por lo que su 3D no necesita trabajar en imágenes fijas. El equipo encontró que las mantis no se preocupan por los detalles de la imagen, sino que solo buscan los lugares donde la imagen está cambiando.

Esto hace que la visión 3D de la mantis sea muy robusta. Incluso si los científicos hacían las imágenes de los dos ojos completamente diferentes, las mantis pueden emparejar los lugares donde están cambiando las cosas. Lo hicieron incluso cuando los humanos no pudieron.

"Esta es una forma completamente nueva de visión en 3D, ya que se basa en el cambio a lo largo del tiempo en lugar de imágenes estáticas", detalla el ecólogo del comportamiento, Vivek Nityananda, de la Universidad de Newcastle.

"En mantis probablemente esté diseñado para responder a la pregunta '¿hay presas a la distancia correcta para atraparlas?'".