Ciencia

Un grupo de turistas que estaban de safari en el Parque Kgalagadi, que ocupa territorio fronterizo entre Sudáfrica y Botsuana, vivieron momentos inquietantes cuando un grupo de leones se colocó cerca de su bungaló.

Louis Le Roux, un turista de 61 años, observaba desde su terraza cómo antílopes y otros animales no podían acercarse al punto de riego, porque en todos los lugares clave se habían instalado leones preparados para cazar.

Por la noche, los felinos cambiaron de táctica: rodeadon la vivienda y se acercaron tanto que los visitantes empezaron a temer por su seguridad.

Fuente: RT