Ciencia

Desde el drone, el banco de peces se veía como una enorme mancha negra que se acercaba a la costa. La cantidad de unidades que componían ese cardumen era incalculable.

Sin embargo, la armonía quedó rápidamente interrumpida por la aparición de un tiburón. En la medida en que éste avanzaba, se generaba un surco a su alrededor, producto de la rapidez con la que los peces se alejaban, nadando por sus vidas.

Par hacer más espectacular la imagen, luego se sumaron otros tiburones. No está claro si los predadores querían alimentarse de esos peces, o sólo pretendían pasar por allí.

Fuente: Infobae/Leer más