Ciencia
Cazador

Miles de cazadores se han movilizado en cuarenta ciudades españolas para exigir respeto por una actividad que genera riqueza y medidas legales como la reforma del Código Penal para castigar los delitos de odio en las redes sociales contra su colectivo.

Convocados por la Real Federación Española de Caza (RFEC) y sus federaciones autonómicas bajo el lema 'Sí a la caza, nuestra forma de vida', los cazadores han rechazado lo que consideran una escalada de insultos, agresiones y ataques de animalistas y ecologistas y han pedido al Gobierno que reconozca esta actividad como herramienta imprescindible en el equilibrio de las especies y del ecosistema.

En Madrid, en la plaza de Cibeles, ante unas 1.500 personas, según la Delegación del Gobierno, el presidente de la RFEC, Ángel López Maraver, ha reclamado respeto, porque "no podemos tolerar bajo ningún concepto que se nos criminalice sin impunidad alguna en las redes sociales".

"Que todo el mundo lo tenga claro, la caza es total y absolutamente legal, es conservación y gracias a ella hay gestión del medio ambiente y de sus poblaciones cinegéticas", ha afirmado López Maraver.

En declaraciones a Efe, ha pedido a los políticos que tengan en cuenta a un colectivo de más de un millón de personas y ha lamentado la falta de apoyo de Podemos, cuando "la caza está ligada al mundo rural y quien está con el mundo rural está con la sociedad española".

El presidente de la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza), José María Gallardo, ha mostrado su apoyo a una actividad "legítima y necesaria" y ha reclamado más cercanía a las instituciones y una reforma del Código Penal que castigue los delitos de odio en las redes sociales.

VÍDEO DESTACADO: El cazador cazado