Ciencia
Dinosaurio gigante Jorge A. González

Los dinosauriosson un grupo de saurópsidos​​ que apareció durante el período Triásico. Aunque el origen exacto y su diversificación temprana es tema de activa investigación,​ el consenso científico actual sitúa su origen entre 231 y 243 millones de años atrás. Fueron los vertebrados terrestres dominantes durante 135 millones de años, desde el inicio del Jurásico (hace unos 200 millones años) hasta el final del Cretácico (hace 66 millones de años), según wp, cuando la mayoría de los grupos de dinosaurios se extinguieron durante la extinción masiva del Cretácico-Terciario que puso fin a la Era Mesozoica. El registro fósil indica que las aves evolucionaron a partir de dinosaurios terópodos durante el período Jurásico y, en consecuencia, muchos taxónomos consideran que las aves forman un subgrupo dentro de los dinosaurios.​ Algunas aves sobrevivieron a este acontecimiento, y sus descendientes continúan el linaje de los dinosaurios hasta nuestros días.​

Hasta ahora, se creía que los primeros dinosaurios gigantes, de más de 10 toneladas, se habían originado durante el período Jurásico, es decir, hace unos 180 millones de años atrás, pero un fósil del Triásico Tardío encontrado en Argentina muestra que se desarrrollaron, en realidad, unos 30 millones de años antes, según Beatriz de Vera, N+1.

Los huesos han sido encontrado en la provincia de San Juan, al noroeste del país, y datan de hace, aproximadamente, entre 237 y 201 millones de años. La especie descrita en Nature Ecology & Evolution, denominada Ingentia prima (Ingentia significa inmenso y prima, primera), se encuentra entre los primeros saurópodos gigantes, con unos 8-10 metros de largo y unas 10 toneladas, y ofrece nueva información sobre cómo este animal pudo alcanzar tamaños tan inmensos.


Aunque el tamaño de este animal no es comparable con el de los grandes titanosaurios, que llegaron a pesar 50 toneladas, sí que es impresionante para la época en la que vivió. “Teniendo en cuenta que los dinosaurios se originaron a fines del periodo Triásico, estos animales surgieron y pocos millones de años después ya eran gigantes, y 100 millones de años más tarde lograron tamaños colosales”, señala Cecilia Apaldetti, investigadora de la Universidad Nacional de San Juan y del CONICET-Museo Paleontológico Egidio Feruglio de Argentina.

Jorge A. González

Para llegar a esta conclusión, el equipo realizó un estudio filogenético para comprender las relaciones de parentesco entre especies, y observó que la nueva especie resultó estar cercanamente emparentada a otras especies de saurópodos del Triásico de Argentina y del Jurásico de Sudáfrica. “Esto nos llevó a proponer la existencia de una nueva familia de dinosaurios (Lessemsauridae) que comparte algunos rasgos tanto con los grandes titanosaurios como con los sauropodomorfos más primitivos y de menor porte que coexistieron con ellos”, subraya Apaldetti.

Las marcas de crecimiento en los huesos les indicaron que estos animales crecían de forma cíclica (por períodos) pero a velocidades altísimas (2-3 veces más rápido que los gigantes titanos). Por otro lado, profundas cavidades en las vértebras del cuello sugieren la presencia de un avanzado sistema de respiración: “Igual que las aves actuales, estos animales poseían dentro de su cuerpo sacos aéreos (bolsas de aire) que le permitían tener reservas de aire oxigenado, refrigerar su cuerpo, y las cavidades por supuesto aligeraban el peso total del esqueleto”, precisa la investigadora, quien añade que es la primera vez que se observa este sistema tan desarrollado en animales tan antiguos.

Patagotitan mayorum, el dinosario más grande que ha poblado la Tierra, tambien habitó lo que hoy es Argentina. Con 69 toneladas, este hervíboro gigante era tan pesado como un transbordador espacial. Un molde del esqueleto del dinosaurio ya está expuesto en el Museo Americano de Historia Natural, en Nueva York (EE.UU.) y es tan grande que la cabeza del dinosaurio sobresale por un pasillo del museo.

VÍDEO DESTACADO: Descubren un impresionante dinosaurio con máscara de bandido y cola a rayas