Ciencia
El perro, alucinado con las conclusiones de la científica de marras. PD

Los padres sabían el fuerte lazo que había entre su hija y el perro y decidieron llamar a la escuela para ver si había pasado algo. Pero nadie estaba preparado para lo que el profesor les iba a contestar.
Cuando Sadie nació, en 2012, sus padres esperaban una niña sana ya que no había ninguna señal de que nada fuese mal, según sq.

Pero solo unos segundos después de llegar al mundo, vieron que algo no iba bien.

Michelle, la madre de Sadie, vio cómo se llevaban a su hija a otro hospital donde podrían darle la ayuda que necesitaba para sobrevivir.  Una semana después les comunicaron que Sadie tenía síndrome de Down.

Niña con Perro
Tras dos meses en cuidados intensivos pudieron por fin llevarse a su hija a casa. Pero la buena salud duró poco.

Dos meses después tuvieron que llevar a Sadie a urgencias, la operaron del corazón y descubrieron que, además, tenía diabetes tipo 1, cuenta Michelle a Go Fund Me.

Los padres lucharon para lograr mantener sus niveles de azúcar de Sadie, ya que si eran demasiado altos o bajos podría ser mortal para la pequeña.

Era una preocupación constante hasta que llegó un nuevo miembro a la familia, el perro labrador Hero.

Él podía detectar cuándo los niveles de azúcar en sangre alcanzan niveles peligrosos.

Un día, mientras Sadie estaba en clase, en la escuela Deerfiels Elementary School en Cedar Hills, Hero comenzó a comportarse de forma muy extraña.

Hero, que normalmente es muy tranquilo, comenzó a aullar tanto que Michelle se preocupó.

Entonces llamó al profesor de Sadie y le preguntó si podía comprobar cómo se encontraban los niveles de azúcar de su hija, informa el canal de noticias KUTV.

Estaban normales. Pero el perro siguió aullando. Solo 30 minutos después el profesor volvió a mirar los niveles de azúcar de Sadie. Habían bajado de 122 a 82.

Si los niveles son muy bajos, Sadie puede caer en coma o algo peor…

Hero puede sentir las bajadas de azúcar estando incluso a varios kilómetros de distancia, incluso mucho antes de que el aparato de medición lo haya detectado.

El entrenador de Hero, KC Owens, cuenta que los perros tienen cientos de millones de receptores en la nariz que hacen que puedan realizar un trabajo tan importante para la vida.

Hero es sin duda un auténtico héroe

VÍDEO DESTACADO: Este borracho le pide a su perro que le ayude a subir un muro y pasa esto…