Ciencia

Algunas figuras de las milenarias Líneas de Nasca, en el sur de Perú, tienen ahora nuevos trazos: unas líneas gruesas, hondas y zigzagueantes hechas por las llantas de un camión.

El conductor del vehículo se salió el pasado sábado de la carretera que atraviesa la reserva natural donde están las líneas y se adentró en la zona de los conocidos geoglifos (dibujos en la tierra), creados hace casi 2.000 años y considerados Patrimonio Mundial de la Humanidad, según recoge BBC Mundo.

Como resultado, tres figuras fueron dañadas y quedaron grabadas "huellas profundas" en una área aproximada de 50 metros de ancho por 100 de largo en la pampa donde se encuentran, según informó el Ministerio de Cultura tras una inspección.

Tras dañar las líneas, el conductor del camión siguió su ruta sin ser consciente de que otra persona que viajaba por la zona grabó con su celular lo sucedido y lo subió a las redes sociales.

Pocas horas después, el video se volvió viral, la indignación se generalizó y las autoridades peruanas iniciaron un operativo para la captura del chofer, que fue localizado unas tres horas después cerca de la ciudad de Nasca.

El presunto responsable, identificado como Jainer Jesús Flores Vigo, para quien la fiscalía pide 9 meses de prisión preventiva, alegó que entró a la zona por problemas en las llantas del camión y que desconocía que se tratara de una zona patrimonial.

Tras su detención, el hombre fue finalmente liberado.

En el trayecto de la carretera Panamericana que atraviesa el sitio arqueológico abundan las señalizaciones que advierten a los conductores sobre el lugar por el que están transitando.

Y aunque las espectaculares figuras geométricas y de animales solo pueden ser observadas desde el aire, muchas de las líneas y sus trazos pueden ser divisados a simple vista desde la carretera.

Fuente orignal: BBC Mundo/Leer más