Ciencia
Bebé YT

Las cifras hablan por sí solas. En 2016 se registraron en España un total de 408.000 nacimientos, de los cuales solo 312.898 eran bebés de madres nacidas en España, según se extrae de los datos publicados recientemente por Eurostat y que ha recogido el demógrafo Alejandro Macarrón, autor de libros como «El suicidio demográfico de España» y «Suicidio demográfico en Occidente y medio mundo: ¿a la catástrofe por la baja natalidad?». «Estos nacimientos son unos 108.000 menos que los ocurridos en 1939, año de zozobra y pobreza en una España que contaba solo con 25 millones de habitantes», advierte.

La cifra, prosigue Macarrón, también puede verse de las siguientes maneras, a cual más llamativa. Así, explica este experto, «los hijos de españolas de origen nacidos en 2016 son 243.000 menos que los de 1858, primer año de la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), momento en el que nuestro país contaba con unos 15 millones de habitantes. O que estos nacimientos son 360.000 menos de los registrados en 1976, momento en el que España tenía un total de 36 millones de españoles». Es decir, remarca, «que es un número no visto desde hace tres siglos o más, cuando España tenía menos de 8 millones de habitantes», según recoge Carlota Fominaya en ABC.

La tendencia a la baja continúa. «Casi con total certeza podemos decir que en 2017 habrá entre 280.000 y 290.000 bebés de madres nacidas en España, que es un nivel del siglo XVII o principios del siglo XVIII, cuando había en nuestro país 7 millones de habitantes. Estamos inmersos en un proceso de suicidio demográfico catastrófico para el país», denuncia el también director de la Fundación Renacimiento Demográfico,

VÍDEO DESTACADO: ¿Qué causa la "barriga de mamá" de la que muchas mujeres no consiguen deshacerse?