DonBalón
Andrés Iniesta DB

El vestuario del Barcelona sigue con atención los movimientos del club en el mercado de fichajes. Saben que Coutinho y Dembélé son las prioridades que manejan desde las altas esferas, y eso no hace demasiada gracia a uno de los pesos pesados.

Andrés Iniesta ve como el club está diseñando una plantilla en la que no hay hueco para él. Si llegan los dos objetivos que se ha marcado el Barça, él podría verse relegado al banquillo.

 

 

Leer noticia completa en Don Balón