DonBalón
Mbappé. RM
Jugador del Mónaco de sólo 18 años. Ven en él al nuevo Ronaldo. Un club de la Premier acaba de ofrecer 110 millones de euros por él.

Asegura tajante Tomás Roncero en 'AS', este 22 de marzo de 2017,  que el Real Madrid ha puesto sus ojos en la nueva joya del fútbol europeo: Kylian Mbappé.

El joven delantero del Mónaco, tiene sólo 18 años (de padre camerunés y madre argelina), ha enamorado a los técnicos del club, que no han sido ajenos a la explosión del futbolista parisino en los últimos meses.

Su exhibición en la eliminatoria de Champions ante el City de Guardiola (su primera parte en el partido de vuelta en Mónaco fue para enmarcar) ha terminado por decidir al club blanco a apostar por su contratación este verano.

El Real Madrid irá con todo a por su fichaje asumiendo el elevado coste de la operación y lo arriesgado de hacer una inversión tan fuerte pese a su corta edad.

"Mbappé es un futbolista que a la legua se ve que acabará siendo un crack mundial. Nos recuerda mucho a Ronaldo, cuando a esa edad deslumbraba en el PSV Eindhoven, o a Henry cuando ya lo quiso traer el Madrid junto a Trezeguet".

La semana pasada el Mónaco rechazó una oferta de un club importante de la Premier por valor de 110 millones de euros.

Estaban dispuestos a pagarlos de una tacada, pero el club monegasco está convencido de que la proyección de su estrella es imparable, con la perspectiva de lo que pueda hacer en lo que resta de Champions (el Mónaco se jugará el pase a semifinales con el Borussia Dortmund) y en el Mundial de Rusia en 2018.

No hay que olvidar que ya está citado para jugar con la selección absoluta de Francia y Deschamps podría hacerle debutar este mismo sábado ante Luxemburgo. El morbo se trasladará luego al próximo martes, dado que Francia y España se medirán en Saint-Denis en partido amistoso. "Pronto ofrecerán 150 millones por él", afirma una persona muy allegada al chaval.

LA CONDICIÓN DEL DELANTERO

Kylian Mbappé asegura de cara a la galería que está muy a gusto en el Mónaco y que no se deja seducir por los cantos de sirena que le llegan del Real Madrid, pero, sin embargo, ya ha dejado caer a través de su entorno más próximo una condición absolutamente vital para que su llegada al Bernabéu se haga realidad el verano que viene.

Este joven delantero francés, a quien señalan como el más claro heredero de Thierry Henry, ha sido del todo categórico: quiere tener minutos.

El joven delantero no quiere que le pase lo mismo que ya le está ocurriendo a Álvaro Morata en su regreso a la disciplina madridista.

Leer noticia completa en Don Balón