DonBalón

Había no pocas miradas puestas en Keylor Navas en el encuentro que el Real Madrid disputó este sábado ante el Athletic Club en San Mamés. Y lo cierto es que su actuación contra los Leones resultó decisiva y provocó muchos comentarios internos y externos que todavía duran en torno a la casa blanca. Esta vez para bien, claro. Después de su fallo garrafal frente al Betis en el Bernabéu, se vio una versión de Navas mucho más concentrado -sobre todo- pero también más seguro en sus salidas por alto y mostrando buenos reflejos en acciones determinantes.

Keylor estuvo seguro, algo que es noticia porque en los últimos tiempos había dado justo la sensación opuesta. Desde que regresó de su lesión a principios de temporada pero ya con el curso bien empezado, nunca ha vuelto a exhibir el nivel del pasado curso y eso ha provocado que arrecien de nuevo los rumores acerca del posible fichaje de un portero el próximo verano. Y parecía que todo eso había terminado por afectar al rendimiento del 'tico', que poco a poco ha ido encadenando errores de bulto en choques señalados esta temporada: En Dortmund, en Sevilla, ante el Nápoles o frente al Betis en el Bernabéu. Y justo cuando parecía que podía ir 'cuesta abajo', el cancerbero ha demostrado entereza y temple psicológico justo en el momento más difícil para él.

Leer noticia completa en Don Balón