Economía
Víctor Grifols con Artur Mas. CT

Inmobiliaria Colonial se ha sumado este 9 de octubre de 2017 a la lista de empresas localizadas en Barcelona que desde el jueves de la semana pasada han anunciado el traslado de sus sedes sociales fuera de Cataluña para ganar seguridad jurídica ante la situación política desatada por el desafío independentista del Parlament y la Generalitat.

Colonial, inmobiliaria cotizada, ha sido mucho más lacónica en su comunicado que otras empresas que han justificado la decisión como una medida de defensa de sus accionistas y empleados. La empresa se ha limitado a indicar que su nueva sede se localizará en el Paseo de la Castellana número 52 (Madrid).

Colonial está participada mayoritariamente por inversores extranjeros, como el fondo soberano de Qatar, con un 10,6%, y el grupo mexicano Finaccess, con un 13,7%.

Oleada de deslocalizaciones

Colonial sigue así la oleada de deslocalizaciones fuera de Cataluña que comenzaron numerosas empresas la semana pasada y que aún podrían aumentar más este lunes. Aendiendo a los planes de varias de ellas de estudiar las posibles implicaciones de quedarse o irse del territorio catalán en plena tensión soberanista.

Abertis y Cellnex se reunirán a lo largo de este lunes para abordar un posible traslado, sin embargo, otras firmas como Grifols reiteran su compromiso con la región y ha confirmado que no cambiarán su domicilio.

La multinacional de hemoderivados mantendrá su sede corporativa central en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), como hasta ahora. "Actualmente no hay ninguna previsión para cambiar de ubicación ninguna de las sedes corporativas", ha asegurado la compañía en un comunicado difundido este lunes.

No obstante, el grupo farmacéutico precisa que "en el hipotético supuesto de que la actual situación derivase en un nuevo escenario que pudiese afectar el curso normal de los negocios o de la situación financiera de la compañía, el consejo acordaría las medidas necesarias".

De este modo, Grifols podría ser la única de las siete empresas catalanas del Ibex 35 que mantengan su sede social en Cataluña tras los anuncios de CaixaBank, Banco Sabadell y Gas Natural Fenosa de trasladar su domicilio social y a la espera de los acuerdos que se cierren.

En el caso de Abertis, la empresa ha convocado para esta tarde una reunión extraordinaria de su consejo de administración para estudiar sus opciones. Las oficinas que la compañía, que dirige Francisco Reynés, tiene en el Paseo de la Castellana de Madrid, en pleno centro financiero de la capital, se perfilan como nueva sede de la empresa, informa Europa Press.

En el caso del grupo de autopistas y satélites, opta por dejar Barcelona días después de que lo hiciera Criteria CaixaHolding, su primer accionista de referencia con un 22,3% de su capital, que ha optado por llevar la sede a Palma de Mallorca.

Ambos han sucedido a CaixaBank, Banco Sabadell, Gas Natural, Agbar y Freixenet, entre otras entidades y empresas que han ido dejando Cataluña estos días.

También Cellnex, cuyo accionista mayoritario es Abertis, celebra hoy un consejo de administración extraordinario para analizar la situación de Cataluña y su posible cambio de sede, según han confirmado a Efe fuentes próximas a la compañía.