Economía
La banca responde mixta y sobre todo tiran valores energéticos

Tras una apertura complicada, en la que el Ibex 35 comenzaba cediendo posiciones llegando a perder los 9.900 puntos, a medida que transcurrían las horas ha sido capaz este 14 de junio de 2018 de revertir la situación para lograr posicionarse en números verdes con una revalorización media del 0.5% a lo largo de la sesión.

En el aspecto macroeconómico, la atención se ha centrado en la reunión que ha mantenido el Banco Central Europeo.

Las conclusiones que han derivado de dicha reunión han sorprendido a los inversores que ya descontaban que para el tercer trimestre se produciría una retirada total de estímulos económicos, retirada que ahora se demora hasta finales de año.

En el plano nacional, la banca ha sido el sector peor parado por motivo de dicho aplazamiento.

Entidades como Bankia cedían más de un 2,5% seguida muy de cerca de Sabadell y Caixabank, entre otras, que se dejaban cerca de un 1,5%. En la otra cara de la moneda, despunta la cadena de supermercados Día logrando repuntar más de un 4.5%, seguida del grupo audiovisual Mediaset con un 2% arriba.

LOS VALORES

El retraso en la vuelta a la normalidad del BCE es el escenario perfecto para el sector energético e industrial.

La otra cara de la actuación del BCE son los bancos. Bankia, Sabadell, CaixaBank y Bankinter han liderado las caídas en el selectivo con descensos que se acercan más al 2% que al 1%.

De los retrocesos se han salvado BBVA y Santander, por su menor exposición al mercado europeo gracias a la diversificación de sus mercados.

Por su parte, Enagás, Endesa, Iberdrola, Endesa, Técnicas y Gas Natural se han apuntado subidas superiores al 2%, lo que ha permitido al selectivo quedarse a las puertas de los 10.000 puntos.

La particular composición del Ibex 35, con una sobre dimensión del banco, ha provocado que los avances se situaran en el 0,59%, mientras en el resto de Europa los números verdes superan el 1%.

Las bolsas europeas remontan y se ponen en positivo tras el comunicado de la institución. El BCE ha anunciado que reducirá las compras de activos en 15.000 millones mensuales a partir de septiembre, pero a su vez extiende las compras hasta diciembre de 2018, fecha en la que terminarían las operaciones.

Además, ha destacado que los tipos de interés se mantendrán sin cambios "al menos hasta verano de 2019 y en cualquier caso tanto como sea necesario para asegurar que la evolución de la inflación continúa alineada con las expectativas de ajuste actuales".

Mientras la renta variable se ha movido al alza, el euro ha bajado con fuerza tras un repunte breve. El endurecimiento de la política monetaria, en principio, debería favorecer un divisa europea fuerte, pero todavía no es una realidad para los inversores.

Este 13 de junio, la Reserva Federal optó por estar en disposición de recrudecer aún más su política monetaria. Decidió subir los tipos de interés un cuarto de punto hasta un rango objetivo del 1,75 y el 2% en la reunión de junio. De este modo, la Fed vuelve a elevar el precio del dinero tres meses después de la última subida acordada por el FOMC en marzo de este año. Mientras el BCE deja muchas puertas abiertas a que la retirada de estímulos vaya sufriendo frenazos.

Tras el movimiento alcista, los expertos de Ecotrader señalan que si las bolsas europeas "consiguen batir este rango resistivo se estaría ante una clara señal de fortaleza que haría que ganara muchos enteros la posibilidad de ver mayores alzas".

En el Ibex 35, los primeros objetivos si se superan los 9.950-10.000 puntos aparecen en los 10.300 puntos y posteriormente la zona de altos del año en los 10.640 puntos.

Por su parte, en Europa, si se superan los 3.500 del EuroStoxx 50 o los 5.512 puntos del CAC 40 lo normal sería ver "una reanudación de las subidas en la principal referencia europea hacia los altos del año como son los 3.600-3.700 puntos", aseguran los citados analistas.

La decisión de los bancos centrales también está moviendo a la renta fija. La rentabilidad del bund ha pasado de un 0,5% al 0,45% en un giro brusco. La deuda de EEUU a diez años se mantiene estable sobre el 2,9%, tras superar el 3% este miércoles.

Pese a la caída del rendimiento del bund, la prima de riesgo de España se sitúa en niveles de 90 puntos básicos y la italiana se sitúa por debajo de 240 puntos básicos.

Por valores se han salido del guion establecido por el BCE, Dia que ha liderado la bolsa con un avance del 5%. El valor se ha visto impulsado por la apuesta de Goldman Sachs de elevar su participación al 14%.

Mientras Grifols se ha colado entre la banca como uno de los peores valores de la sesión al registrar una caída del 1,6%, después de la recomendación a la baja de JP Morgan.