Economía
Aluvión de compradores de televisores en el Black Friday. BF

La jornada, que recibe el nombre de viernes negro porque los comercios estadounidenses suelen vender mucho al celebrarse un día después de la festividad de Acción de gracias y su contabilidad pasa del rojo (red) al negro (black), arranca a partir de la medianoche del 23 de noviembre, que es cuando estarán disponibles una gran parte de las ofertas en miles de tiendas online.

Los descuentos tendrán vigencia durante veinticuatro horas, pero muchos comercios probablemente alargarán la campaña hasta el lunes 27 de noviembre, fecha en la que se celebra el Cyber Monday, otro gran evento de rebajas de origen estadounidense en el que cobran protagonismo los descuentos para comprar por Internet.

5 CONSEJOS ÚTILES

Aprovechar al máximo el Black Friday depende en buena medida de cómo planificamos nuestras compras:

  • 1. Compara precios. Es importante cerciorarse de que el precio que pagas es el más bajo. Durante el Black Friday podrás encontrar el mismo producto a precios muy diferentes y es recomendable hacer una búsqueda exhaustiva para encontrar la alternativa más barata o con mejor relación calidad-precio. Una buena opción es hacer un seguimiento de la evolución del precio en los productos que deseamos, pero también existen herramientas como camelcamelcamel o monitorizo que permiten rastrear los precios de un artículo.
  • 2. Planifica las compras y evita decisiones impulsivas. Antes de hacerte con nuevos artículos analiza tus necesidades. La cercanía con la Navidad y el volumen de ofertas puede que nos inciten a comprar más de la cuenta. Por este motivo, está bien elaborar una lista escrita con las cosas que necesitamos, tanto si buscamos productos en Internet como si lo hacemos en una tienda física. El Black Friday también es una buena oportunidad para adquirir artículos que tenemos que comprar periódicamente sí o sí, como básicos de moda para hombre o mujer, o también suministros para el hogar como detergentes y papel higiénico.
  • 3. Presta atención al pago y a las condiciones de devolución. Tras realizar una compra siempre se debe conservar el ticket o factura simplificada, ya que este tipo de comprobantes serán imprescindibles para cualquier reclamación, cambio o devolución. A este respecto, la OCU recuerda que, aunque sea un período de rebajas, la calidad del género, el servicio posventa y las garantías son las mismas de siempre. En las compras por Internet tienes 14 días para devolver el producto sin dar explicaciones y que te reembolsen todo lo que pagaste, pero si deseas cambiar el producto -aunque esté en perfecto estado- el establecimiento no está obligado a cambiarlo (salvo si así lo anuncia o publicita expresamente). Para pagos online, la mejor opción es utilizar una tarjeta prepago, una tarjeta de crédito o Paypal, según la OCU.
  • 4. Navega en modo incógnito. A veces, las compañías que han instalado cookies en tu ordenador saben que ya has visto un producto y te envían notificaciones para advertirte de que lo compres porque se está agotando o porque aumenta su precio. Una vez que hayas localizado lo que quieres comprar, puedes hacerlo usando el modo de incógnito y así comprobar si hay variaciones en el precio.
  • 5. Asegúrate de calcular todos los gastos. Aunque durante el Black Friday la reacción a una suculenta oferta es el impulso de compra debemos tener en cuenta otros gastos que pueden incrementar el precio final. En este sentido, siempre es recomendable asegurarse de que el coste indicado en el producto incluye el IVA, ya que muchas veces no se aplica. Por otro lado, si compras por Internet debes tener en cuenta los gastos de envío.