Economía
Ciencia, empleo, tecnología. PD

Es lógico que querer dejar tu trabajo y no saber cómo hacerlo te genere mucha ansiedad.

Empleados de compañías tan grandes y prestigiosas como Google, Apple y Facebook también pasaron por lo mismo cuando tuvieron que cambiar de empleo o quisieron comenzar una andadura en solitario para centrarse en sus propios negocios. Presta atención a algunos de sus consejos para saber cómo ‘coger el toro por los cuernos' y alcanzar el éxito:

  • 1. Ve de frente: Liz Wessel, CEO y cofundadora de WayUp, fue clara y sincera en su primera entrevista con Google durante su último año en la universidad: no planeaba quedarse para siempre. Desde el primer momento dejó claro que estaba muy interesada en el puesto, pero que a los dos años se iría para montar su propia empresa. Para Wessel entrar en una empresa de esa magnitud era algo muy educativo y alentador, un paso crucial para su desarrollo profesional y para llegar a su ansiada meta.
  • 2. Analiza el mercado: Joe Meyer fue CEO de la startup HopStop cuando Apple adquirió el negocio por mil millones de euros en 2013. Allí trabajó durante dos años antes de meterse de lleno en su proyecto, ExecThread, una red de reclutamiento para ejecutivos. Su experiencia en Apple fue tan positiva y le trataron tan bien que le resultó muy difícil marcharse, pero finalmente lo hizo. ExecThread ahora tiene alrededor de 20.000 usuarios y ha recaudado alrededor de 6 millones de euros en fondos, gracias a la experiencia previa que adquirió. Al principio solo fue un proyecto paralelo a su trabajo en el gigante de la tecnología, pero cuando vio que era el momento idóneo y que se trataba de algo sólido, decidió lanzarse y centrarse en ello a tiempo completo. No obstante, asegura que Apple le enseñó a ‘hacer las cosas bien antes de presentarlas o comercializarlas' y a reconocer cuándo hay un negocio.
  • 3. Busca una motivación para irte: Chris Gomersall, amaba su trabajo como creativo en Facebook e Instagram. Aún así, lo dejó en 2015 para dirigir Atomized, su propia agencia de marketing digital. También surgió como un proyecto alternativo a su trabajo, sin embargo, asegura que la clave para que se convirtiese en su nuevo trabajo es que nunca lo vio como ‘trabajo extra', sino como vocación. Por ello, alienta a que la gente solo deje su trabajo, si están seguros de que les espera una oportunidad mejor y más satisfactoria.
  • 4. Da pasos pequeños: no hay nada malo en dar algunos pasitos antes de tomar una gran decisión y más cuando se trata de tomar el control de tu carrera o dejar tu trabajo. Precipitarte podría ser catastrófico. Kathryn Minshew, CEO y cofundadora de The Muse, trabajó en McKinsey y Clinton Health Access Initiative antes de lanzar su propio negocio. Minshew considera que no es una mala idea que al principio tu idea sea un pasatiempo o actividad secundaria, pues es una manera ‘cautelosa y reflexiva' de averiguar si se trata de una pasión que ocupará todo tu tiempo. Dar estos ‘pequeños pasos' nos ayudará a acumular experiencia y a decidir si lo dejamos todo por ese proyecto o no.
  • 5. Hazte preguntas: lo primero que tienes que hacer es ser honesto contigo mismo. El CEO y cofundador de Refdash, Nikola Otasevic, se tuvo que hacer una serie de preguntas antes de dejar su puesto en Google, donde llevaba dos años: si realmente quería comenzar su propio negocio, qué había motivado su carrera y en qué tipo de entorno quería trabajar. Una vez que estés seguro de ciertas cuestiones y tengas ideas, estarás preparado.
  • 6. Presta atención a cómo te sientes los domingos: si al finalizar la semana no te encuentras bien, tal vez necesites un cambio. Así de desmotivado se sentía el ex banquero de JPMorgan, Sameer Syed, ante el hecho de tener que madrugar un lunes más para comenzar la rueda semanal. Finalmente, abandonó la banca de inversión y ahora trabaja en Google. Se dedica a organizar mesas redondas desde en Wall Street hasta Silicon Alley para ayudar a los profesionales financieros a cambiar a puestos de trabajo en nuevas empresas tecnológicas. Ahora las mañanas no se le hacen tan cuesta arriba.
  • 7. Mira solo por los proyectos que te entusiasmen: Eric Lewis trabajó anteriormente en Black Decker, Amazon y Google, antes de renunciar para unirse a Casper. La razón por la que lo dejó todo fue el subidón que le proporcionó la oportunidad de trabajar en un empresa donde podía ‘escalar rápido'. La idea de hacer crecer el negocio en todo el mundo fue la ‘almohada o el colchón' que le impulsaron.
  • 8. Escucha tu instinto: aunque le ofrecieron una oferta de vicepresidente para que se quedase, Win Smith, dejó su puesto en Merrill Lynch para dedicar su carrera al funcionamiento de la estación de esquí de Vermont, Sugarbush Resort. De esta manera, al fin pudo perseguir su sueño y disfrutar del aire libre. Smith asegura que "si no puedes emocionarte cuando te levantas por la mañana, si no estás haciendo algo que realmente amas, entonces no lo hagas".
  • 9. No temas lo desconocido: José Llorens dejó su trabajo en Google para escribir su novela Time on Earth. Era un gran riesgo, pero sabía que había llegado el momento ya que siempre había estado en su mente y cada vez que viajaba, sentía la necesidad de volcarlo todo sobre las páginas. Para Llorens "es importante que la gente tome riesgos para vencer nuestro miedo natural a lo desconocido".