Economía
Edad, vejez, jubilación, pensiones, antiaging. PD
La medida supondría en teoría una mejora en las condiciones de jubilación, pero supone un aumento del gasto para una Seguridad Social tocada

El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha retomado el debate de las pensiones con una propuesta para mejorar la cuantía que perciben los trabajadores que en sus últimos años de vida de laboral se han visto afectados por el desempleo.

José Luis Bajo Benayas en elEconomista nos da las claves de la futura de la medida, cómo puede afectar a los futuros pensionistas y sus repercusiones en el sistema:

¿En qué consiste la propuesta?

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, anunció que el Gobierno está considerando que para el cálculo de la pensión de jubilación no se tenga en cuenta "los últimos años de cotización".

A día de hoy se toma en consideración los últimos 21 años, pero la propuesta del Grupo Popular es que el trabajador pueda elegir "no los últimos años de cotización, sino durante toda la carrera laboral porque mejoraría la pensión futura".

En la práctica supondría una mejora en las pensiones ya que corregiría el efecto de reducción cuando en los últimos años de la vida laboral se produce una caída de las cotizaciones que paga el trabajador.

¿A quién afectará a la medida?

La medida, de ver la luz como está inicialmente planteada, afectaría a todas las personas que tengan derecho a una pensión contributiva, pero está diseñada para trabajadores mayores de 45 años, afectados por el desempleo en sus últimos años de vida laboral.

Desde el Ministerio de Empleo señalan que va dirigida a colectivos perjudicados por "EREs en los años de la recesión y a aquellos que han tenido que prejubilarse".

¿Es viable?

La iniciativa que plantea el grupo parlamentario del PP tiene el objetivo de enmendar la "injusticia" de la reducción de la cuantía de la pensión que supone para un trabajador que se ha visto afectado por el desempleo en los últimos años de su vida laboral.

Pero la media supone aumentar el gasto en pensiones, que actualmente se sitúa en 9.000 millones mensuales, y choca de bruces con el déficit actual de la Seguridad Social, próximo a los 18.000 millones. También plantea la duda si superaría los trámites parlamentarios. 

¿Cómo se calcula las pensión ahora?

A raíz de la reforma de las pensiones impulsada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero de 2011, entró en vigor en 2013 un nuevo cómputo para calcular las pensiones.

Hasta esa fecha, la Seguridad Social tenía en cuenta las cotizaciones aportadas durante los últimos 15 años, pero desde 2013 se ha ido aumentando gradualmente para que en 2022 se sitúe en 25 años. Ahora, en 2018, se realiza ya con los últimos 21 años cotizados.

¿De dónde sale la idea?

Actualmente, la Ley de la Seguridad Social contempla que los trabajadores de más edad que hayan sido expulsados de forma prematura del mercado, incluidos los autónomos, pueden elegir que se calcule su pensión sobre la base de cotización de 25 años si les resulta más favorable.

Los requisitos son que sean mayores de 55 años de edad y al menos durante 24 meses, hayan experimentado una reducción de las bases de cotización respecto de la acreditada con anterioridad a la extinción de la relación laboral.

¿Tiene implicaciones sobre la edad de jubilación?

No. Para el cálculo de la pensiones la edad de jubilación y la exigencia de años cotizados solo se tiene en cuenta para cobrar el 100% de la pensión. La edad de jubilación se ha ido aumentando progresivamente desde 2013 en un período de transición para situarse en 2027 en 67 años o tener cotizados al menos 38 años y seis meses.

Este año se exige tener 65 años y haber acreditado 35 años y seis meses o más de cotización o tener 65 años y seis meses con menos de 36 años y seis meses de periodo cotizado.