Economía
Cristobal Montoro (PP). EP
Los funcionarios quieren una jornada de 35 hoas semanlas y una bolsa de horas de libre disposición

A gastar que vienen elecciones y no se puede tener cabreado al personal. Máxime cuando el 'penitente' es siempre el contribuyente español.

El Ministerio de Hacienda y los sindicatos CSIF, UGT y CCOO han cerrado un acuerdo que refleja una subida salarial a los funcionarios para los tres próximos años que llegaría a alcanzar el 8,8%, al tiempo que abre la puerta a recuperar la jornada laboral de 35 horas semanales y permitirá crear empleo neto.

El acuerdo será firmado previsiblemente a primera hora de la tarde por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y los representantes sindicales de CCOO, UGT y CSIF.

Según confirman fuentes sindicales a este periódico la subida salarial fija para los tres próximos años será del 6,1%, dividido entre 2018 (1,75%), 2019 (2,25%) y 2020 (2%).

A esto se añade una parte variable en función de la evolución del PIB por tramos, que puede alcanzar un máximo del 0,25% adicional en 2019 y un 1% en 2020.

De esta forma, Hacienda calcula que la subida salarial, sumando todos los conceptos anteriores, alcanzaría en estos tres años el 6,9% en un escenario de mínimos (1,95% en 2018, 2,50% en 2019 y 2,30% en 2020). Dado que el acuerdo también contempla un alza adicional del 0,55% en 2020 en caso de que se cumplan los objetivos de déficit público de dicho ejercicio, la subida salarial acumulada en el trienio alcanzaría el 8,8% en el mejor de los escenarios.

¿Cómo funciona la parte variable?

Dentro de la parte variable, el acuerdo prevé unos fondos adicionales equivalentes a 800 millones de euros, que permitirá a cada administración negociar con sus trabajadores subidas adicionales para determinados colectivos.

Estos fondos, que estaban reconocidos en los presupuestos generales del Estado hasta el año 2009, permitirán alzas adicionales del 0,2% en 2018, del 0,25% en 2019 y del 0,30% en 2020, según fuentes sindicales.

Por ejemplo, una administración podría negociar la creación de un nuevo complemento para todos los trabajadores, la ampliación a toda la plantilla de un plus que ahora sólo disfruta una parte o la subida salarial del colectivo peor retribuido, explican las fuentes.

Además, el acuerdo contempla una subida adicional del 0,55% en 2020 si cumplen los objetivos de déficit público de ese año, por lo que no se aplicaría hasta 2021.

Jornada de 35 h y horas de libre disposición

El acuerdo abre además la puerta a la jornada de 35 horas semanales en aquellas administraciones que cumplan los objetivos económicos, al tiempo que contempla la recuperación de la prestación por incapacidad temporal, eliminando los descuentos por baja médica, según las fuentes consultadas.

Asimismo, el acuerdo permitirá la creación de empleo neto en determinados colectivos, ampliando las tasas de reposición de personal público. Mejora del 50% al 75% la tasa de reposición con carácter general y se amplían los servicios considerados prioritarios, que ya contemplan una tasa de reposición del 100%.

Ambas tasas pueden implementarse con un 8% en las comunidades autónomas que tengan sus cuentas saneadas y con un 10% en el caso de los ayuntamientos.

Según CSIF, el colectivo de 2,5 millones de empleados públicos podrá disponer de una bolsa de horas de libre disposición acumulables para favorecer la conciliación familiar y laboral para el cuidado y atención de mayores, discapacitados e hijos menores de edad.

Así, las administraciones públicas podrían regular una bolsa de horas equivalentes hasta un 5% de la jornada anual -que es de 1.642 horas- o a unos 11 días de libre disposición , que serán recuperables en el periodo de tiempo que se determine.

Reacciones de los sindicatos

Desde CSIF han destacado que este paquete de medidas supone "un punto y aparte" sobre uno de los periodos más duros que han vivido los empleados públicos, a quienes se les bajó el sueldo en 2010 y se les deterioraron las condiciones laborales con el decreto de recortes de 2012.

Por su parte, el coordinador del Área Pública de CCOO, Pepe Fernández, cree que el acuerdo alcanzado entre las organizaciones sindicales y el Ministerio de Hacienda es "un buen acuerdo". "CCOO seguirá el desarrollo del acuerdo impulsando la recuperación total de los derechos arrebatados a los funcionarios con la excusa de la crisis", según el representante de CCOO.

Para Fernández, el acuerdo, que subirá los sueldos de los empleados públicos desde el 6,1% al 8,8% en tres años, abre "un clima nuevo" entre las administraciones públicas y el sector público.