Economía
Mujer chillando YT

Sara, una diseñadora cuyo usuario en Twitter es @tope_ok ha recibido el aplauso de muchos en las redes sociales después de relatar lo que le sucedió con una reciente oferta de trabajo.

En el tuit adjunta las capturas de mensajes de WhatsApp que intercambió con un empresario, que le propuso que diseñara un logo para su compañía, según SQ.

“Me gustaría que me hicieras algún boceto de un logo. Si alguno me gusta, ya vemos el tema de la pasta”, escribió este empresario.

Después de concretar cómo quería que fuera el diseño, recibió la respuesta de Sara:

“Hola, la parte del diseño de bocetos entra dentro del encargo. Yo los encargos los cobro la mitad por adelantado y la otra mitad, en la entrega del arte final. Ya que la planificación e ideación del proyecto también lleva tiempo y esfuerzo.”

Esto no gustó mucho a su interlocutor, que comenzó a plantear problemas:

“Entiendo Sara, pero no puedo pagarte sin saber si me gustará el logo final. Si consigues convencerme, te pagaré gustosamente. Eso comprende que no puedo pagarte sin saber lo que puedes llegar a ofrecerme.”

Pese a que Sara adjuntó imágenes de su trabajo, el empresario no cedía:

“Pienso que hacer un boceto debería ser cortesía del creador, porque como es lógico, no puedo comprar a ciegas. Es como si vas al supermercado y te obligan a comprar artículos sin ver su aspecto, no es muy correcto. Agradezco tu ofrecimiento, pero lamento decirte que antes no puedo pagarte.”

La comparación no gustó nada a la diseñadora, que contestó con este otro símil:

“Más bien es como si vas a una peluquería y te peinas y dices que si no te gusta cómo te dejan, no les pagas. No sé. No voy a hacer un trabajo que no se me pague. Suerte.”

VÍDEO DESTACADO: ¡OFERTA DE TRABAJO! Esta empresa te ofrece 27.000 euros al año por viajar y salir de fiesta