LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar


beta

clipping

Victorino Alonso, el rey del carbón.

Europa Press, 18 de septiembre de 2010 a las 12:25

MADRID, 17 (OTR/PRESS)

Es indudable que las minas de carbón leonesas, o asturleonesas, han vuelto a tener un protagonismo que no tenían desde hace años, por razón de la deuda que vienen acumulando sus mineros y cuyo pago reclaman con su anuncio de huelga. Por encima de cualquier otro, hay un empresario muy conocido, el auténtico "empresario del carbón en España", como le denomina El Confidencial, que ha facilitado un perfil del personaje. Inició su andadura en este negocio tras heredar algunas minas de su padre y un cuarto de siglo después Victorino Alonso (58 años) representa casi a la mitad de esta industria. Celoso de su imagen pública, su ascenso a la meca del carbón está rodeado de misterio, sobre todo cuanto más se remonta en el tiempo. Con los años, sin embargo, a medida que ha crecido su fortuna, ha alcanzado un estatus de empresario respetado, ascenso que ha culminado con la presidencia de Carbunión, la patronal del sector.

Convertido en todo un poder fáctico en León y Asturias, las principales regiones mineras del país, Victorino Alonso ha saltado a la palestra por las huelgas y encierros efectuados por mineros de sus compañías, que acumulan retrasos en el pago de las nóminas desde el pasado mes de julio. Las protestas han subido de tono, una vez que los afectados comenzaron a realizar barricadas y cortar vías de comunicación como la A-6, que une Madrid y Galicia. Un clima de tensión que, lejos de incomodarle, el empresario utiliza como palanca negociadora. Esta semana, en la comparecencia que efectuó en Gijón, el propio Alonso reclamó al Estado un Programa Financiero que sirva para aliviar la situación económica de las empresas e instó al Ejecutivo a que aprobara, de manera urgente, el Real decreto del Carbón. A su vez, reclama a la Comisión Europea. Zapatero se lo recordó este jueves a Durao Barroso en Bruselas. Un Decreto destinado a incentivar el consumo de carbón nacional y a obligar a las eléctricas a quemar ese mineral. Sin embargo, la norma, cuya aprobación estaba prevista para el pasado mes de diciembre del año pasado, está bloqueada en Bruselas y puede volver modificada.

Explica El Confidencial que la postura que mantiene Carbounión no ha sentado bien en Madrid. A pesar de su relación de paisanaje y amistad con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que se comprometió a mantener con vida al carbón nacional, el impago de las nóminas ha sido interpretado como medida de presión para sacar los mineros a la calle. Por este motivo, el pasado miércoles, desde el Ministerio de Industria, el titular Miguel Sebastián calificó de inusual e inaceptable esta actuación y anunció que se investigará el destino de los 367 millones que han recibido desde julio de 2009 en ayudas.

Pero Alonso es todo un experto en manejar las cuentas de resultados de sus compañías y utilizarlo como herramienta para negociar ayudas. Recuerda el periódico de Internet que, bajo mandato del PP, el secretario de Estado de Industria, Nemesio Fernández-Cuesta, llegó a explicar en el Congreso que "es difícil de entender que el grupo de empresas compuesto por 14 sociedades presentara el pasado año (1996) unas pérdidas de 246 millones de pesetas con unas ventas globales de 49.399 millones y unos recursos propios de 10.000 millones y que mantenga en fase expansiva el negocio". La misma complejidad de su entramado societario se traslada a su patrimonio. Como se supone, Alonso es una de las mayores fortunas de las comarcas mineras, además de un importante terrateniente, con varios miles de hectáreas en fincas de caza repartidas en Cáceres y Huesca, con las que también ha tenido problemas. Sin embargo, el tamaño de su fortuna se desconoce. Casi ninguna propiedad, al margen de las compañías mineras y los negocios auxiliares, figura a su nombre. Sus intereses patrimoniales están representados por terceras personas, como su asesor Antonio Francisco de la Fuente.

Esta opacidad quedó demostrada durante otro episodio de los noventa, cuando un informe de la unidad de policía judicial de la Guardia Civil revelaba que el empresario leonés, declarado insolvente por varios juzgados, poseía un "entramado de unas treinta empresas, con un valor real de cerca de 20.000 millones de pesetas, un capital social superior a los 2.000 millones y un movimiento de dinero en suministros de unos 40.000 millones". La Guardia Civil se mostraba extrañada de "que sin patrimonio conocido ni socios capitalistas, un señor que poseía 40 acciones de Hullas de Barruelo y un ciclomotor en 1989, que manifiesta vivir de las propinas del padre, fuera ya gestor de ese emporio. También de aquella época se remonta un conflicto con las eléctricas, sus principales compradores del carbón. En 1993, Unión Fenosa denunció a Victorino Alonso por suministrarle carbón de mala calidad, extranjero, pero que comercializaba como autóctono y, por lo tanto, con derecho a prima. Después de que este proceso se archivara en alguna ocasión, finalmente el Tribunal Supremo falló el pasado mes de marzo a favor de la eléctrica y contra el empresario, al que obliga a pagar de 14 millones de euros de indemnización.

Con todo lo dicho, su último gran frente tiene que ver con la mina a cielo abierto que explota en León. Tras la pasividad regulatoria de la Junta de Castilla y León y del propio Ministerio de Industria, tuvo que ser Bruselas -hace casi tres años- quien mandara detener las obras y retirar las máquinas. Finalmente, el Tribunal Supremo se atrevió de nuevo con Victoriano Alonso, y la Fiscalía instó una investigación por presuntos hechos delictivos de carácter urbanístico y medioambiental. Aunque esta derrota parcial no significa que haya perdido la batalla judicial. Personaje controvertido para un sector conflictivo...



Recibe nuestras noticias en tu correo

Tomamos tu privacidad muy en serio
facebook

Noticias que le recomienda el Director
Los mejores videos
Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Copyleft 2000
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05