Economía

Los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco retomarán la próxima semana, el martes 21 de febrero, las negociaciones sobre la reforma del sector, según informaron a Europa Press en fuentes empresariales.

El Ministerio de Empleo acogerá en su sede la nueva ronda de negociaciones, en la que además está previsto que participe un representante del Departamento a modo de mediador entre las dos partes.

El sector de la estiba reanuda la negociación casi una semana después de que el pasado miércoles los sindicatos desconvocaran las huelgas previstas para la próxima semana y el Ministerio de Fomento aplazara hasta el viernes 24 la aprobación de la reforma del sector en Consejo de Ministros.

El Departamento que dirige Iñigo de la Serna, de su lado, ya no participará en esta nueva reunión, ya que se circunscribirá al ámbito de la negociación colectiva entre empresas y sindicatos.

Fomento considera que es en este marco negociador donde pueden tener cabida algunas de las principales reivindicaciones del sector que no se pueden incluir en el Real Decreto Ley de reforma porque no lo permite la Comisión Europea.

Europa debe validar la reestructuración de la estiba para comprobar que se adapta a la normativa comunitaria, a la que actualmente contraviene. España podrá así evitar una sanción del Tribunal de Justicia de la UE.

A pesar de estar al margen de la negociación, en la propuesta para retomarla que lanzó esta semana, Fomento ofreció la mediación del Gobierno a través del Ministerio de Empleo, una sugerencia que ha sido aceptada por las partes.

ESCOLLOS PARA EL ACUERDO.

En la actualidad, el principal escollo para el acuerdo es la petición de los sindicatos de que se garantice el empleo de los actuales estibadores y sus condiciones laborales.

Para ello piden la articulación de un registro de trabajadores, su subrogación por parte de las empresas y que se regule la formación del gremio.

Con la reforma del sector, el Ministerio pretende romper el monopolio que actualmente supone la estiba. Para ello, propone un periodo de tres años para que desaparezcan las sociedades de gestión de estibadores portuarios, las Sagep, firmas de las que dependen los 6.150 trabajadores del ramo con que actualmente cuentan los puertos y que controlan su contratación por parte de las empresas.

El nuevo intento negociador para que la reforma del sector cuente con consenso arranca a las 10.00 horas del próximo martes en el Ministerio de Empleo. En la mesa se sentarán un representante de este Departamento, la patronal del sector Anesco, los sindicatos la Coordinadora de los Trabajadores del Mar, CC.OO., UGT, CIG y CGT.