Economía
Jeff Bezos, el dueño de Amazon. PO
La compra de la cadena de supermercados Whole Foods, elevan el patrimonio de Bezos que supera a Amancio Ortega y Warren Buffet

La consultora Oliver Wyman ha señalado que la reciente compra de Whole Food por parte Amazon por 13.700 millones de dólares (12.260 millones de euros) creará un "punto de inflexión" en el sector del 'retail' y convertirá al gigante del comercio electrónico en la "mayor amenaza estratégica" de cualquier 'retailer' tradicional.

En concreto, la consultora ha destacado que esta adquisición supondrá una "nueva era para la venta minorista de alimentos" y plantea nuevos desafíos para los 'retailers', que deberán reaccionar en los próximos años a esta compra, según ha informado en un comunicado.

Amazon con este movimiento estratégico se ha hecho con una cadena de frío a nivel nacional, un excelente conocimiento de la gestión de frescos, en el que lleva interesado varios años, una cadena de suministro global y una sólida credibilidad en productos de marca propia.

De esta forma, el gigante del comercio electrónico mantiene su apuesta firme por el sector de la alimentación, después de que en diciembre del año pasado iniciara las pruebas en su sede de Seattle de la puesta en marcha de su primer supermercado físico sin necesidad de pasar por caja.

La consultora también ha advertido de una posible guerra de precios en el sector, ya que Amazon invertirá en este apartado, después de haber demostrado su capacidad de invertir fuertemente para dominar en las categorías en las que decide competir, y porque cuenta con la capacidad financiera para hacerlo.

Por otro lado, Oliver Wyman alerta de que esta operación tampoco es una buena noticia para las empresas de gran consumo, ya que "seguramente" crecerá la marca propia en el mercado.

Sin embargo, los líderes de las marcas en muchas categorías probablemente continúen prosperando y contarán con una "oportunidad interesante" de crecimiento gracias a Amazon Dash, pero otras referencias sufrirán más presión, algunos serán "exprimidos" o forzados a estrategias promocionales cada vez más agresivas para captar la atención de los consumidores.