Economía

El operador portuario escandinavo APM Terminals, filial del gigante danés AP Moller-Maersk Gruppen, ha anunciado el recorte de 160 puestos de trabajo en APM Terminals Gothenburg como consecuencia de la caída del volumen de actividad en el último año a raíz de las tensiones laborales y las huelgas lideradas por el Sindicato de Estibadores Sueco.

De este modo, las operaciones en la terminal serán llevadas a cabo a partir de ahora en dos turnos, eliminándose el turno de noche tan pronto como en los próximos meses se completen las negociaciones sobre los despidos.

"Ha sido una decisión muy difícil, pero necesaria provocada por los bloqueos consecutivos por parte del Sindicato de Estibadores Sueco y nueve huelgas en un año que han dado como resultado que varias líneas navieras no hagan uso de Gotemburgo", indicó el director gerente de APM Gothenburg, Henrik Kristensen.

En este sentido, el operador portuario estima que el volumen de contenedores en el último año ha caído un 20% como consecuencia de las interrupciones provocadas por el sindicato, afectando a la cadena de suministros nórdica en coste y tiempo.

"Necesitamos una intervención gubernamental inmediata para que Suecia proteja su economía y garantice a las empresas del país que puedan crecer y competir globalmente y que los consumidores suecos puedan acceder a productos accesibles en las estanterías de las tiendas", añadió.

En este sentido, el representante de la compañía apuntó que la legislación laboral tiene más de cuarenta años y ya no responde a las necesidades actuales del sector, donde resulta vital para las navieras la flexibilidad y estabilidad en el puerto.

"Los puertos deben competir o ver cómo el trabajo se va a otra parte", apostilló Kristensen, quien aseguró que Gotemburgo ha visto como parte de la actividad se ha marchado a otros lugares.