Economía
Janet Yellen, presidenta de la FED. WH

La tecnología y la globalización están eliminando la clase media en los países desarrollados. Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de EEUU, reconoció ayer ante el Congreso que los salarios y los puestos de trabajo que requieren una calificación baja o media están disminuyendo, lo que presiona a la baja las rentas procedentes del trabajo e intensifica la desigualdad de ingresos.

"Los salarios y los trabajos de las familias de clase media han ido perdiendo peso y disminuyendo sus oportunidades. Los salarios de la clase media han sufrido una presión a la baja, por una lado el cambio tecnológico ha eliminado puestos de trabajo y la globalización ha reformado el impacto de la tecnología", ha sentenciado la presidenta de la Reserva Federal.

Yellen ha querido 'culpar' a la tecnología de la mayor parte de este proceso, en línea con los trabajos realizados por algunos investigadores como Michael J. Hicks, profesor de Economía en el Miller College of Business, y Srikant Devaraj, investigador del Center for Business and Economic Research, que sostienen que de forma abrumadora, el mayor impacto sobre el empleo ha sido el aumento de la productividad.

Ahora se produce más cantidad de bienes y servicios con menos capital humano y con más capital físico (edificios, máquinas, equipos técnicos y tecnologías usadas en el proceso intermedio de producción).

"Casi el 88% (entre 1999 y 2013) de los empleos perdido en las industria se pueden atribuir el fuerte crecimiento de la productividad de las fábricas de EEUU debido al mayor uso del factor capital".

Además, Yellen también ha reconocido que "durante varios años, las empresas estadounidenses han estado sentadas sobre mucho dinero y no han querido invertir al ritmo que nos hubiera gustado ver".

Esa fata de inversión doméstica, ya se en nuevas plantas o contrataciones, tampoco ha ayudado a la hora de generar empleos y presionar al alza los salarios. En junio, la economía de EEUU creo 222.000 empleo, mientras que la tasa de paro se encuentra en el 4,4%, ambos datos son muy buenos, pero los salarios no acompañan.
Crecimiento interanual del salario por hora en EEUU. // Fuente: Reserva Federal de San Luis

El crecimiento salarial crece a un ritmo del 2,5% anual, un nivel que se encuentra alrededor de un punto porcentual por debajo del que se registró en los años previos a la crisis financiera.

En Europa la situación es la misma

Esta tendencia que preocupa a la Reserva Federal de EEUU también está en la lista de problemas del Banco Central Europeo. En la eurozona también está desapareciendo la clase media con unos efectos similares a los de EEUU.

Como destacan los economistas de CaixaBank Research en su último informe mensual, "el mercado laboral europeo está cada vez más polarizado: el aumento del empleo es especialmente pronunciado en ocupaciones de cualificaciones y salarios altos, y en ocupaciones de cualificaciones y salarios bajos".

Según el documento de los investigadores del banco, entre 1995 y 2015, la proporción de ocupados de cualificación alta respecto al total de ocupados aumentó en 8,1 puntos porcentuales, mientras que los de cualificación baja lo hizo 3,4 porcentuales.

Por el contrario, la proporción de ocupados de cualificación media se redujo 11,5 puntos porcentuales. "Esta polarización ha tenido lugar en todos los países de la eurozona, pero con distinta intensidad en función del país", señalan los economistas de CaixaBank.

El documento destaca que "las ocupaciones de cualificación media, las que han perdido peso respecto al empleo total, se caracterizan por ser rutinarias y deslocalizables". Por el contrario, en los empleos que requieren una cualificación baja o elevada, las tareas que se tienen que llevar a cabo "son mayoritariamente no rutinarias, tanto cognitivas como manuales".