Economía
Inés Arrimadas, Mario Vargas Llosa y Jospe Borrell. CT
Si se declara la independencia en los próximos días, este país se irá por el precipicio

"Esta es nuestra estelada", ha comenzado Josep Borrell mostrando una bandera de la Unión Europea al inicio de su discurso como broche a la manifestación por la unidad de España en Barcelona.

Borrell ha reprochado este 8 de octubre de 2017 a todos los empresarios y las compañías que ahora se van de Cataluña que no hubieran dicho nada.

"¿No podíais haberlo dicho antes? Si lo hubierais hecho, quizá esto no habría pasado".

"Todos tenemos un poco de culpa por haber estado tan callados".

"Han echado por tierra todos nuestros valores, cuando tenemos una presidenta del Parlament que ha dicho que todos los que voten opciones no independentistas no son catalanes".

El ex presidente del Parlamento Europeo, en una alocución en catalán, inglés y español, reivindica que los que no quieren la independencia de Cataluña "son tan catalanes como ellos".

"Tengo un amigo que vive en la Luna, muy lejos, y cuando nos ve desde su telescopio dice: Josep, en Cataluña sólo hay independentistas. Claro que no, pero me pregunta que dónde están los otros. ¡Aquí están!".

"Hasta ahora no se nos ha visto ni se nos ha escuchado, pero a partir de ahora tenemos que estar presentes, para eso hay que controlar de manera democrática los medios de comunicación públicos, que son una vergüenza democrática".

Borrell aboga por expresarse con el "máximo respeto", ya que se están viviendo "momentos muy graves en este país".

"Cuidado en lo que hacemos en los próximos días. Si se declara la independencia en los próximos días, este país se irá por el precipicio".

El exeurodiputado ha pedido a los manifestantes que no pidan la prisión para Puigdemont "como las turbas de los circos romanos".

"A la cárcel sólo van los que dicen los jueces".

El socialista ha pedido que todo el mundo vaya a comprar una botella de cava catalán, ha pedido que no haya boicots y trabajar juntos.

"Lo que ustedes hacen es lo contrario del ideario europeo", ha apelado a Oriol Junqueras.

"Veo a gente buena, gente que sufre, que tiene miedo, porque no saben lo que va a pasar, y nos piden que hagamos algo. Estamos en el límite de lo que puede acabar siendo un enfrentamiento cívico".

"Ninguna multitud, por mucho que grite, está por encima de la ley".

"Aquí han pasado cosas que no tenían que haber pasado. Nos estamos haciendo daño los unos a los otros, recuperemos la sensatez, hay que disfrutar del progreso, de la España democrática de la que podemos sentirnos muy orgullosos. Hay problemas, pero ¿vosotros creéis que Cataluña es como Kosovo, Lituania o Argelia? No es un espacio ocupado por una fuerza militar".

El exeurodiputado ha desmontado los argumentos basados en el derecho internacional esgrimidos por los gobernantes catalanes para justificar el referéndum y la declaración de independencia, para finalizar su discurso, en el que ha alternado el catalán, el español y el inglés.

Tremenda bronca a Pablo Iglesias en la estación barcelonesa del AVE