Economía
Ibex 35, Bolsa, ahorro, finanzas, empresa, ahorro, credito, hipoteca. PD
Ya el viernes pasado comenzaron a producirse estos movimientos, que, aunque en menor medida, afectan a oficinas de otras localidades aragonesas, incluso en Zaragoza

Empezó como un goteo, pero el miedo es libre y a estas horas ya es un torrente.

Las largas colas de ahorradores catalanes que optan por sacar sus fondos de su comunidad han vuelto a registrarse desde primeras horas de esta mañana en sucursales bancarias de Fraga y de otras poblaciones de la Franja aragonesa.

Ya el viernes pasado, 6 de octubre de 2017, comenzaron a producirse estos movimientos, que afectan, aunque en menor medida, a oficinas bancarias de otras localidades aragonesas alejadas de la Franja, incluso también en Zaragoza.

Fuentes bancarias han destacado, además, que estos impositores abren cuentas con importantes cantidades económicas y que optan por sacar sus ahorros de Cataluña "por si acaso", a pesar de las garantías ofrecidas por sus respectivas entidades de origen.

Una gran parte de los ingresos oscila entre los 30.000 y 50.000 euros, aunque se han llegado a registrar entradas próximas o superior al millón de euros, estas últimas de empresarios con una mayor capacidad financiera.

Además de las imposiciones realizadas tras esperas en largas colas, estas entidades bancarias están registrando también importantes movimientos de fondos a través de Internet o, incluso, por medio de llamadas telefónicas.

Largas colas

Las colas en las sucursales bancarias van desde los mostradores hasta las puertas exteriores, aunque han asegurado desconocer las causas de este movimiento inusual.

Estos ahorradores, al comentar con vecinos de estas poblaciones su presencia, aseguran no "tener miedo" de perder sus ahorros a causa del desafío independentista, aunque coinciden en afirmar que actúan "por prudencia".

Esa "prudencia" está llevando a una "importante cantidad" de ahorradores (aunque las fuentes no precisan el número ni dan una aproximación) a sacar otras cuentas, o cuentas pantalla, en sucursales fuera de Cataluña a la espera de cómo evolucionen los acontecimientos.

Este martes 10 de octubre de 2017 está prevista la celebración de una sesión en el Parlament en la que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, podría decretar la llamada Declaración Unilateral de Independencia.

Carlos Herrera advierte a Rajoy de que ni se le ocurra traicionar a los españoles