Economía
Ibex 35, Bolsa, empresa, inversión y finanzas. PD
Entre las que lo anunciaron, destacaron las aseguradoras (Allianz Seguros, por ejemplo, a Madrid), y algunas marcas conocidas como Pastas Gallo (a Córdoba), Codorniu (a La Rioja), Bimbo (a Madrid)

Las empresas siguen cambiando su se sede social desde Cataluña a otras comunidades de España.

La cifra de compañías que han realizado los trámites y cuya mudanza ha sido ya registrada oficialmente acaba de superar las 3.000.

En concreto, desde el referéndum ilegal del 1 de octubre y hasta ayer (últimos datos disponibles facilitados por el Colegio de registradores) eran 3.004 los cambios de domicilio fiscal.

En las últimas semanas salen entre 15 y 20 empresas aproximadamente cada día, mientras que en 2016 se fueron de Cataluña una media de dos empresas al día. Desde el 1 de octubre, entre los días que más salidas se han registrado destacan el 27 de octubre, cuando se celebró la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) y 140 empresas abandonaron Cataluña de golpe; el 19 de octubre, cuando Puigdemont aclaró que la DUI continuaba suspendida y el gobierno avanzaba con la aplicación del artículo 155 de la Constitución (se marcharon 268 compañías); y el día 9 de noviembre, que se fueron 212 debido al pleno que se celebró sobre la independencia.

De la larga lista de empresas no se saben todos los nombres. En el procedimiento de cambio de sede social hay implicados abogados, notarios y registradores. El último paso es la publicación en el Registro Mercantil de cada provincia, que después publica los cambios de domicilio social en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME).

Ahí aparecen cada día, mezclados con otros miles de cambios societarios (nombres de administradores, disoluciones, ampliaciones de capital) las nuevas direcciones de las empresas.

El cambio de sede social, en principio no implica cambios de personal o traslado físico de oficinas. En el caso de cambiar también la sede fiscal sí implica mover a algunos gestores y el cambio de ciertos tributos.

El cambios fiscal, que también han realizado algunas empresas, no hay que comunicarlo de forma pública. Según los últimos datos que facilitó la Agencia Tributaria (sin ofrecer nombres) son del mes de octubre y apuntaban a cerca de 1.000 cambios fiscales.

Entre los anuncios de empresas cotizadas (que sí deben comunicar al regulador bursátil sus cambios), algunos comunicados de prensa y con un rastreo diario al citado Borme, se ha ido poniendo cara a decenas de empresas que han sacado sus sedes sociales ante el desafío independentista.

La primera que dio el paso fue la biotecnológica Oryzon. Los cambios más sonados de los primeros días fueron los de los bancos Sabadell (a Alicante) y CaixaBank (a Valencia). También cambiaron las cotizadas Gas Natural (a Madrid) y Abertis (a Madrid).

Entre las que lo anunciaron, destacaron las aseguradoras (Allianz Seguros, por ejemplo, a Madrid), y algunas marcas conocidas como Pastas Gallo (a Córdoba), Codorniu (a La Rioja), Bimbo (a Madrid).

En el mundo editorial causó mucho revuelo la marcha del Grupo Planeta (a Madrid). Y el rastreo en el Registro Mercantil deja más nombres: la empresa de embutidos Argal, la filial española de los neumáticos Pirelli y AC Marca, compañía que tiene marcas como Norit o Ceys, entre otras.