Economía
Ibex 35, Bolsa, acciones, inversión y deuda. EP
En el País Vasco, la inversión extranjera aumentó un 123%, hasta 374 millones, y le arrebata el segundo puesto a Cataluña

La inversión productiva extranjera en España disminuyó un 42,9% (3.510 millones) en el tercer trimestre de 2017, hasta los 4.673 millones, fundamentalmente por el descenso de las inversiones destinadas a Cataluña en un 74,9%, lo que supone una bajada de 1.552 millones, hasta los 519 millones, según datos del Registro de Inversiones Exteriores (RIE) del Ministerio de Economía.

La caída de la inversión productiva extranjera en Cataluña, que se produjo antes de la celebración del referéndum del 1 de octubre, contrasta con el aumento del 123% del País Vasco, hasta los 374 millones, y con Madrid, que presentó un incremento del 20,1%, hasta los 2.870 millones.

Madrid captó el 61,4% de la inversión productiva extranjera a nivel nacional, seguida por Cataluña (11,1) y la Comunidad Valenciana (9,9%).

Así, la inversión productiva extranjera, que descuenta las entidades de tenencia de valores extranjeros, alcanzó los 16.417 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 3,1% menos que un año antes, si bien la inversión productiva neta bajó un 41,8%, hasta los 7.079 millones.

Esta caída se debe al aumento de las desinversiones (un 95,7%) que se han registrado en el periodo. Parte importante de este incremento es imputable a una única operación, correspondiente a la venta de una participación por parte de su inversor extranjero a una sociedad española.

No obstante, la Secretaria de Comercio explica que este tipo de operaciones no tienen por qué tener un impacto negativo en la economía del país, ya que no suponen una reducción de la actividad empresarial.

El desplome de Cataluña

El informe señala que Cataluña perdió su "tradicional segundo puesto a favor del País Vasco", ya que la inversión productiva extranjera retrocedió un 37,4% entre enero y septiembre, hasta los 2.113 millones, mientras que en la región vasca subió un 244,8%, hasta los 2.366 millones.

En Madrid, la región que volvió a liderar en términos absolutos, se incrementó un 32,7%, hasta los 8.735 millones.

La comunidad autónoma de Madrid (53,2%), el País Vasco (14,4%) y Cataluña (12,9%) concentran la mayor parte de la inversión productiva, concretamente el 80,5%.

Por tipo de operaciones, la inversión bruta excluidas las operaciones ETVE se duplicó (+108,6%) en el caso de las operaciones que suponen una nueva aportación por parte del inversor extranjero (constituciones y ampliaciones), que representan el 86% del total. En cambio, la adquisición de empresas ya constituidas bajó un 77,3%, representando el 14%.

Asimismo, Comercio destaca el aumento del 88,4% en las inversiones en nuevas instalaciones/ampliación de la capacidad productiva, ya que son las que influyen más en la creación de empleo y en el aumento del PIB.
Inversión por países y sectores

Por países, los cinco primeros concentran una inversión extranjera bruta (excluidas ETVE) del 71,8% respecto del total. Estos son Luxemburgo, con un 26,9% del total, Alemania (17,1%), Francia (10,9%), Países Bajos (8,8%) y Suiza (8,1%).

La inversión procedente de Luxemburgo subió un 195,8% entre enero y septiembre, hasta 4.419 millones; la de Alemania repuntó un 127,8%, hasta 2.804 millones; y la de Francia un 97,9%, hasta 1.786 millones.

Los principales sectores del período son las actividades inmobiliarias, que aumentaron un 20%, y el suministro de energía eléctrica y gas, que bajó un 45,9%, representando ambos sectores un 14,3% cada una del total.

A continuación se sitúan el comercio al por mayor (7% del total, la fabricación de otros productos minerales no metálicos (7%) y la ingeniería civil (6,1%). Estos cinco sectores acaparan casi la mitad de la inversión del período.

Los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) sumaron en términos brutos 20.953 millones de euros en el periodo enero-septiembre de 2017, un 1,4% menos que en el mismo periodo del año pasado. En términos netos, la inversión sumó 11.588 millones (-22,8%).

Si se comparan estos datos con la media de los últimos cinco años, se observa un aumento del 17,5% en términos brutos, y un aumento del 0,1% en términos netos.