Economía
Negocios Pixabay

Luis Méndez, fundador de NOVI, nos cuenta la historia de cómo se han posicionado con éxito en un mercado maduro con un modelo disruptivo.

Tras una trayectoria empresarial que comienza a principios de los años 90, Luis Méndez, como cualquier otro empresario recibía decenas de proveedores ávidos de vender, bien productos o servicios, pero se dio cuenta de que ninguno era capaz de venderle nada, con lo que se cuestionó si sería él un cliente demasiado exigente o es que los comerciales no sabían seducirle

ahí empecé a darme cuenta que los comerciales no lo son por vocación, si no por castigo,

empezó entonces a imaginarse a NOVI, quien este año ha cerrado el ejercicio ayudando a gestionar 270 Millones de Euros para sus clientes en los 9 primeros años de vida y con una tasa de éxito de un 86% sobre proyecto finalizado.

Este empresario de lenguaje fluido y mensajes cristalinos pensó

¿Cómo puedo yo ayudarles a vender a perfiles como el mío?,

con lo que comenzó una labor de análisis e investigación sobre los perfiles de vendedores, compradores, procesos de venta y compra, formación, transformación, comunicación interdepartamental, venta aspiracional, venta cruzada, pensamiento lateral, selección , reclutamiento, inducción, rentabilidad, retención, etc.

Cuando salimos a vender nuestros servicios, sabíamos que nos íbamos a encontrar con las barreras clásicas de cualquier proceso de venta, llevan ahí miles años y teníamos dos opciones, o las derribábamos o nos dedicábamos a pensar cómo evitarlas. Viendo que los demás llevaban mucho tiempo pensando y no daban con la solución para evitarlas, decidimos derribarlas

los resultados viendo los números, son obvios

El primer año, NOVI ya rompía barreras que otros aún hoy, están pensando como rodear

explica Méndez con su particular transparencia.

Cuando le preguntamos cuales son las barreras clásicas a las que hace alusión y cómo las derribaron, Méndez esboza una sonrisa socarrona y me explica sin traba alguna,

la principal barrera es el dinero y la confianza, con lo que decidimos que nuestro trabajo sería de 1 año con cada cliente y que nos pagaría al finalizarlo y únicamente si han llegado a sus objetivos, con el rendimiento que nosotros mismos habíamos generado, nos estábamos pagando a nosotros mismo, sin más. Nuestros clientes si no están contentos no pagan

, si se pueden derribar estas barreras, es evidente que si, viendo el resultado de NOVI y más conociendo su particular forma de venderse, ya que el segundo año únicamente atendía a clientes recomendados por otros clientes

No tenemos página web ni hacemos publicidad, únicamente tenemos un perfil en linkedin y el correo electrónico rioboo@bzlegal.es para atender a posibles interesados que hayan oído hablar de nosotros, solo necesitan un departamento comercial activo con ganas de mejorar y la mente abierta a colaborar con nosotros, esto no quita que una vez al año hagamos una captación de nuevos clientes con el sano objetivo de pulsar el mercado

reconoce Méndez.

Éste es el motivo del éxito de NOVI, como diría el propio Méndez

Sin más...