Economía
Mario Vaquerizo, Bibiana Fernández y Alaska. BF

Dice sentirse como si la sacarán de debajo del agua.

Bibiana Fernández comienza el mes de septiembre de 2017 con una buenísima noticia. La actriz llevaba un tiempo apenada después de tener que poner a la venta su casa de Boadilla del Monte para solucionar sus problemas con Hacienda.

No le hacía ninguna gracia tener que despedirse de todos los rincones donde había compartido grandes momentos, como el olivo que le regaló su gran amigo David Delfín.

La musa de Almodóvar debía de pagar como muy tarde el 21 de agosto a la Agencia Tributaria, cosa que ha logrado gracias a Alaska y Mario Vaquerizo, que han querido alegrar a su amiga comprando su casa madrileña de Boadilla del Monte, por la que pedía 550.000 euros.

La propia Bibiana ha sido la encargada de anunciar de lo más feliz esta noticia en su Instagram:

«Familia por terminar de un modo alegre, los que me seguís de continuo, recordaréis que un día puse un cartel. Y cuando menos lo esperas todo sale bien. Entre otras muchas cosas, ellos se quedan con la casa, no puede estar en mejores manos, volveremos cienes y cienes de veces, el patrimonio emocional que al final es lo que más me importa».

La propiedad de Boadilla del Monte, ahora propiedad de la pareja, posee tres dormitorios, tres baños -uno de ellos con hidromasaje y jacuzzi-, y un terreno con jardín de más de 1.913 metros cuadrados, donde se sitúa la piscina y el garaje.

La actriz llevaba más de un año intentando vender esta casa para conseguir el dinero que necesitaba para hacer frente al pago de la Agencia Tributaria y poder salvar de paso, las dos propiedades que posee a su nombre en Málaga.

Una de unos 50 metros cuadrados y otra de 74 metros cuadrados en la zona de la Avenida de Málaga Oloroso.