Economía
Ibex 35, Bolsa, finanzas, economía, ahorro, inversión, dinero y empresa. PD
El Tesoro cobra por las letras más que el BCE a los bancos por su dinero

El Tesoro Público español ha captado este 13 de febrero de 2018  más de 4.000 millones de euros en letras a seis y doce meses, que ha conseguido colocar en intereses mínimos históricos del -0,470% y del -0,415%, respectivamente, según datos del mercado.

En concreto ha emitido 4.005,56 millones, de los que el grueso, 3.430,51 millones, se ha vendido en letras a doce meses con el citado interés marginal del -0,415%, que es aún más negativo que el -0,396% de la última subasta, a mediados de enero.

Los inversores han llevado así a los títulos a un año a un interés inferior al que ofrece el Banco Central Europeo (BCE) en su facilidad de depósito, que está situada en el -0,40%.

Este tipo de sistema es el que utilizan los bancos y distintas entidades europeas para realizar depósitos a un día por el que, tradicionalmente, se les habría remunerado con una rentabilidad específica fijada por el BCE. La realidad desde hace años es que las entidades deben pagar interés al BCE para poder depositar allí su dinero.

La colocación de esta deuda se ha logrado después de que los inversores demandaran 6.056,57 millones en letras a doce meses, lo que supone 1,7 veces la cantidad finalmente emitida en esta denominación.

Fuentes del mercado aseguran que el hecho de que la colocación de letras a 12 meses haya ido a parar por debajo de la facilidad de depósito del BCE se debe a que los bancos comerciales han acudido, en este caso, a la subasta de deuda española, una situación que ya se venía produciendo en Alemania desde hace tiempo.

Según datos de Bloomberg, la deuda italiana a 12 meses está al borde de caer ya por debajo del -0,40% ofrecido por el organismo que preside Mario Draghi, con un interés en negativo del -0,398%; mientras que los títulos franceses a un año ya se sitúan muy por debajo de esta cota, en el -0,5626%.

Mínimos históricos

Además, el Tesoro Público ha recabado otros 575,04 millones en letras a seis meses con una rentabilidad última del -0,470%, también más baja que el -0,454% de la puja anterior.

En este caso los inversores estaban dispuestos a adquirir hasta 2.537,64 millones de euros, 4,4 veces el montante adjudicado.

Lo más significativo de esta operación es que España sigue emitiendo con intereses negativos la deuda a corto plazo y es capaz de marcar nuevos mínimos históricos en un momento en el que la prima de riesgo se mueve en torno a 70 puntos básicos.

Después de esta subasta el Tesoro Público volverá a apelar al mercado este jueves, cuando aspira a captar entre 4.000 y 5.000 millones de euros en deuda a largo plazo. Hasta la fecha, el Tesoro ya ha cubierto el 19,4 % de sus necesidades de financiación para 2018, que ascienden a 126.310 millones de euros.