Economía
PDVSA, el bolívar y el petróleo de Venezuela. VZ
También ha sido clave la escasez de liquidez y reservas de PDVSA

Es la mezcla perversa de sectarismo, ineptitud y delincuencia, que caracteriza al régimen chavista y alimenta el dictador Nicolás Maduro.

La capacidad de producción de petróleo de Venezuela se desplomará en los próximos seis años hasta niveles no vistos desde la década de los 40.

La crisis política y económica que envuelve al país está destruyendo el tejido productivo de la industria petrolera, que ya no puede ni mantener la cuota de producción pactada con la OPEP en el acuerdo para recortar la producción de crudo.

Esto afectará al mercado petrolero en los próximos años.

Según destaca la Agencia Internacional de la Energía en su último informe anual, la producción de petróleo en Venezuela que llegó a superar los 3,5 millones de barriles al día durante el mandato de Hugo Chávez, ahora lucha por mantener los 1,7 millones de barriles al día y el declive va a continuar en los próximos seis años.

La industria del petróleo de Venezuela está perdiendo miles de trabajadores y la estatal Petróleos de Venezuela SA está acumulando deuda con proveedores y socios que habrá que devolver en algún momento.

Desde Bloomberg destacan que el declive de Venezuela ha demostrado ser de gran ayuda para la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que está intentando limitar la oferta para eliminar una el exceso de reservas de crudo a nivel mundial.

Las caídas continuarán

"Se espera que la fuerte crisis de Venezuela afecte la capacidad de producción del país", señala la AIE.

Se pronostica que la capacidad de producción caiga en unos 650.000 barriles al día hasta los 1,1 millones de barriles por día.

La advertencia se produce después de que Venezuela sufriera un descenso de la producción de 270.000 barriles diarios el año pasado en medio de una crisis de efectivo y reservas de divisas de PDVSA y una gestión deficiente de las reservas, según aseveran los expertos de la AIE.

Además, EEUU también ha impuesto algunas sanciones económicas, lo que dificulta las operaciones de PDVSA, según la agencia.

El país se enfrenta además a la posibilidad de recibir nuevas sanciones mientras el presidente Nicolás Maduro se prepara para las próximas elecciones presidenciales envuelto en la polémica.

Es probable que la capacidad del país caiga a 1,38 millones de barriles al día para finales de este año, la producción media más baja desde 1950, asegura la AIE.

La producción se ha reducido a la mitad en los últimos 20 años desde los máximos de 3,5 millones de barriles al día en 1998, según el informe.