Economía
Román Escolano. EP
Actualmente, es uno de los ocho vicepresidentes del Banco Europeo de Inversiones (BEI), donde dejará a medias un mandato de seis años que expiraba en septiembre de 2020

Fiel a su estilo, Mariano Rajoy no ha dado ni una pista de sus intenciones y se ha puesto por montera las 'quinielas periodísticas'.

Román Escolano será el nuevo ministro de Economía, en sustitución de Luis de Guindos, elegido como vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE).

Según ha anunciado este 7 de marzo de 2018 el propio ministerio de Economía en un comunicado, el nuevo titular de la cartera de Economía se incorporará ya este viernes a la reunión del Consejo de Ministros, después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya comunicado este miércoles al Rey Felipe VI su nombramiento.

Técnico comercial y economista del Estado -fue número uno de su promoción en 1989-, Escolano encaja perfectamente con los escasos requisitos que mencionó recientemente Rajoy como insoslayables para quien aspirase a sustituir a Guindos en el despacho del Paseo de la Castellana.

El sustituto, dijo el pasado 23 de febrero en Bruselas, debía ser alguien que "no tenga que estudiar los temas que va a encontrar encima de la mesa".

Román Escolano (Zaragoza, 1965), tiene experiencia en esos temas. Tras acabar como número uno su promoción de ingreso en el cuerpo de técnicos comerciales y economistas del Estado en 1989, entró a formar parte de la secretaría de Estado para las Comunidades Europeas, hasta 1992.

Después, pasó a la embajada de Tailandia como director la oficina comercial, donde permaneció hasta 1997. José María Aznar lo rescató en 1998 para trabajar a las órdenes del ministro de Trabajo, entonces Javier Arenas.

Desde ahí, Aznar lo convirtió en su asesor económico (director del Departamento de Economía del Gabinete del Presidente) durante toda la legislatura (2000-2004). Tras la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero, pasó al sector privado, donde destaca su trabajo como director de relaciones institucionales de BBVA desde 2006 hasta 2011.

Ya con Rajoy, fue nombrado presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), puesto que ocupó entre 2012 y 2014. Actualmente, es uno de los ocho vicepresidentes del Banco Europeo de Inversiones (BEI), donde dejará a medias un mandato de seis años que expiraba en septiembre de 2020.

De hecho, mañana mismo tiene prevista una conferencia en un acto organizado por la Asociación Europea de Banca (AEB, la patronal de los bancos procedentes de cajas) sobre el plan Juncker de inversiones como vicepresidente del BEI.

El recién nombrado sustituye en el cargo a Luis de Guindos, que será el vicepresidente del BCE. De hecho, se esperaba el nombramiento, o al menos el nombre del elegido, desde que el pasado 7 de febrero, fecha en la que Guindos anunció su candidatura a la vicepresidencia del regulador europeo, dando por hecho ya en aquel momento que contaba con los apoyos necesarios para asegurarse el nombramiento.

Guindos anunció que dimitiría "inmediatamente" en cuanto fuera elegido. Sin embargo, ese mismo día el presidente del Gobierno pedía "no entrar en plazos" sobre el relevo del ministro.

Y efectivamente, Rajoy se tomó su tiempo. El 19 de febrero quedó confirmado que Guindos sería el nuevo número dos de Mario Draghi, cuando el rival del español para el cargo, el irlandés Philip Lane, considerado más apto por el Parlamento Europeo, se retiró de la pugna ante la constatación de que no contaba con los apoyos necesarios. Finalmente, el Parlamento Europeo votó definitivamente a favor de Guindos el pasado 27 de febrero.